Crítica cine: Hereafter (2010)

Director: Clint Eastwood

Protagonizada por: Matt Damon, Bryce Dallas Howard, Jay Mohr, Cécile DeFrance.

Hereafter no es una película sobre gente psíquica. Y no es sobre fantasmas como el 90% del público imaginó. No es tenebrosa ni pretende decir algo más allá de lo que ya se sabe. Es un filme que simplemente cuesta una historia sobre esperanza. Sobre lo que necesitamos que haya más allá de la muerte. Pero lo increíble de un filme tan sencillo como este es que con poco logra mucho. Ni siquiera nos enteramos si hay algo más allá de la muerte. No hay solución. Pero tampoco se necesita.

La película va sobre tres historias de tres personajes (entrelazadas al final por coincidencia), que tienen contacto con la muerte, o lo que viene después de la misma. Pero esto es una suposición que tenemos por el aspecto literario y subjetivo que le imprimimos como espectadores a la película. Esto es lo importante. Eastwood como buen director versátil que desarrolla personajes emocionales, exclama la tristeza de un momento que nadie entiende y del que hace tener más información. La esperanza reina en escenas pero en otras reina una desdicha indescriptible. Los personajes principales no van más allá de un supuesto ambiente sobrenatural, sino que se quedan enfrascados en una búsqueda interminable de felicidad y paz que solo puede ser dada por aclaratoria de los hechos. Fascinante.

Un cast increíble y casi dibujado relata cómo dos gemelos son separados por una muerte inesperada y uno de ellos necesita explicación; cómo una chica es destruida emocionalmente por un hecho natural que nadie espera pero que al final le da una vuelta a su vida. Positiva o negativa? Un hombre emocionalmente deshecho por la muerte anunciada de su esposa pero que simplemente necesita saber más. A casi todos estos personajes que son grandes signos de interrogación, les convoca el personaje  de Matt Damon por un propósito que él mismo quiere olvidar. Es por esto que el actor transmite soledad y necesidad. Todo hasta el final cuando al fin puede controlar lo que su mente el dice que haga. Cambia el rumbo de su vida en la escena más importante de la película. Un desenlace que no es típico de Hollywood. Es típico de lo que busca su protagonista. Control.

Un punto bastante positivo es que nunca sabemos si lo que pasa es verdad. Nunca sabemos si Matt Damon en realidad puede ver más allá, el limbo. Puede ser una cuestión telepática (que todavía sigue siendo increíble pero no es la temática), puede ser que se comunique con las personas al tomarles la mano y vea en su mente alguna información en la mente de las otras. Estoy seguro que todos esperaban que una vez establecidad la comunicación salieran los fantasmitas hablando. Pero no. Simplemente hay una imagen, una visión del “más allá” (que no sabemos de donde viene) y eso es todo. Del resto es él hablando de lo que “la presencia” le comunica. Puede ser una farsa todo. Pero preferimos no creerlo. Eastwood lo logra.

Punto negativo: el trailer. Cuenta mucho.

No se cuenta mucho más porque en realidad no hay mucho que contar. No esperen mucho porque la película no es la gran cosa. Es una película humilde que no es ambiciosa ni pretende serlo.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: