Crítica cine: Black Swan (2010)

Una bailaria obsesionada con la perfección empieza a transformarse en algo sobrehumano.

Dirigida por: Darren Aronofsky

Protagonizada por: Natalie Portman, Vincent Cassel, Mila Kunis, Barbara Hershey, Winona Ryder.

País: Estados Unidos.

Género: Suspenso, drama.

Duración: 108 minutos.

Lo interesante de Black Swan es que se concentra como una pieza de ballet que tiene un intro, un argumento y un desenlace. Pero no pretende serlo. Técnicamente está manipulado para ser tal. Pero es la dirección perfeccionista y lograda de Aronofsky lo que finalmente matiza y define lo que podría ser uno de los mejores filmes de la década.

Black Swan va sobre una chica que ha soñado toda la vida con protagonizar el ballet de Swan Lake, aquella pieza en la que una chica debe interpretar al bien y el mal. Luego de años de sacrificio y de intentos de lograr la perfección, consigue estar en la pieza como protagonista. Pero a que costo? una relación casi incestuosa con su madre la ha llevado a ser demasiado reservada como para soltarse en escena y de esto se da cuenta su director, un francés que juzga por convicción propia pero que consigue lo que quiere a cualquier costo. Añadan a esto un personaje que es la antitesis de Nina (Portman), y ahí tienen un argumento sencillo pero perfecto para ser explotado.

Siempre he imaginado el ballet como un universo de doble sentido. El costo para ser una gran bailarina debe ser infinito. En este filme vemos como el costo es el sentido común. La fina línea que separa la cordura de la estabilidad mental es casi tan fragil como los pies de una bailarina cuando está suspendido parada en puntillas. En cualquier momento que haya una distracción (que puede ser ella misma), puede desvanecerse la perfección y la única forma de volver a conseguirla es la obsesión.

Black Swan define un tipo de cine que no vemos casi. Es el cine real y visceral que tiene un enlace con la fantasía. Enlace que sólo podemos ver cinematográficamente. Como espectadores nos ligamos a la película y vivimos la experiencia de un personaje que está convencido de que hay algo malo pasando en su vida y nos apegamos sin escepticismo a la posibilidad de que pueda estar pasando sin ni siquiera pensar que es imposible.

Hipnotizado quedé con la actuación de Natalie Portman. Estéticamente es la más apropiada para la película (considerando que entrenó por 10 meses para el papel). Pero emocionalmente es perfecta. Fue hecha para este rol. E imagino que después de tantos premios (y un Oscar seguro), querrá seguir interpretando personajes emocionalmente deshechos y al borde de la locura.

No puedo contar mucho más de la película porque la sorpresa es necesaria para el filme. Solo digo algo, cuando piensan que todo ha terminado y que ustedes como espectadores han resuelto una trama, se darán cuenta de cuan equivocados están.

Kudos a Clint Mansell por crear un soundtrack adaptado de la música de Swan Lake. Es PERFECTO.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Comments

  1. Crítico says:

    No creía conseguir una página en la que pudiera leer criticas tan bien hechas sobre cine, si todo lo que escribe no sale mas alla de esta página, permitame decirle que esta perdiendo su tiempo.

    Puntuación: 4.5/5, el resto sera cuando tenga mas lectores que opinen como yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: