Crítica cine: The King’s Speech (2010)

Historia real sobre el rey George VI quien tuvo una crisis de tartamudez al tratar de hablarle a su pueblo.

Director: Tom Hooper

Protagonizada por: Colin Firth, Geoffrey Rush, Helena Bonham Carter

The King’s Speech va sobre el rey George VI cuando debe superar una crisis  de tartamudez para representar a su pueblo. Un argumento que fácilmente podría filmarse como una comedia y funciona cómo tal, esta vez está pintada sobre un lienzo de personalidad y fortaleza literaria que logra su objetivo.

Para poder superar dicha crisis, Bertie (como se le refería antes de convertirse en rey, siendo duque) encuentra a un terapeuta llamado Lionel Logue, maravillosamente interpretado por el siempre versátil Geoffrey Rush (Oscar seguro). Los dos desarrollan una amistad basada en decepción, miedo, esperanza y libertad de expresión. Algo que usualmente no existía en aquellos tiempos cuando se trataba de hablar con un miembro de la realeza.

Añadan a esto a Helena Bonham Carter como la esposa de Bertie y tienen a un cast impecable que hace la película completa. Excepcional es la dirección de arte y una fotografía que va más allá de la objetividad e imprime un sentimiento de desahogo a manera que pasan los minutos. Nos sentimos como el rey que se cura basado en sus propias convicciones de que puede hacerlo y no en un método demasiado técnico.

Lo particular del filme es que mantiene la esencia de sus personajes sin tocar el fondo de un oceano hollywoodense. No hay compasión ni respeto. Los personajes son tan reales pero tan dibujados. Los visuales son esquemas de trabajo que no se crearon para ello. Es una experiencia visual y sonora como ninguna otra en el año 2011. Y por esto se aplaude. Por tener las pelotas de hacer un filme que no recrea un momento histórico sino que lo modela de acuerdo al ánimo de un rey que no podía ser pero que un plebeyo lo ayudó. Pasando por encima de todo y de todos. Hasta la Iglesia fuerte en sus convicciones practica una especie de inquisición al descartar a Logue por no tener credenciales. El rey, víctima de una vida llena de prejuicios y predisposición desecha a Logue. Este no tiene otra cosa que hacer que jugar la carta que más duele. En mi momento favorito de la película, Logue toma el sillón del rey y lo utiliza descaradamente. INCREIBLE.

Punto negativo: muy larga pero el tiempo pasa volando.

Kudos a Firth por tener el mejor performance del año. Fácilmente se ganará su Oscar bien merecido.

Calificación: ***1/2

Un trailer corto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: