Crítica libros: The Hunger Games (2008)

Autor: Suzanne Collins

El futuro es algo que nadie puede prever. Nadie puede diseñar exactamente como será. Y no es porque sea imposible. Sino porque cada día las variantes son más claras y accesibles. El hecho es que cada quien puede determinar el destino y el futuro tangible. Pero hay elementos esencialmente presentes en el futuro que todos modelan. Post apocalíptico o no, el mundo que se nos viene es esencialmente putrefacto por la condición que hemos aceptado en las últimas décadas. La sociedad se ha vuelto represiva e implacable. Los gobiernos controlan cada día más. Y la libertad se convierte en un lujo a medida que transcurren los años. En The Hunger Games vemos una versión exagerada de dicha sociedad. Ficción o no, este libro es más importante de lo que se considera en las masas. Presenta una versión bastante radical de cómo seran los grandes imperios en el mundo. Aunque solo c0nozcamos a lo que llegó a ser Norteamérica, el libro nunca niega que en otras partes del mundo cosas parecidas puedan pasar. Si es que en realidad el mundo como tal existe.

The Hunger Games va sobre una sociedad futurista. Norteamérica ya no existe. Existe Panem. El gobierno y la sociedad pudiente vive en el Capitol. Rodeado del mismo están los distritos quienes se revelaron en algún momento (podría ser la guerra que dejó al mundo mal herido. Estos distritos están totalmente inmersos en pobreza y la gente se muere de hambre literalmente. El salir de los límites de los distritos es equivalente a ser asesinado por las autoridades. En muestra de que el Capitol tiene el poder sobre todo el mundo, crearon los Hunger Games. En estos días, un niño y una niña de cada distrito (son 12) son seleccionados al azar. Los 24 integrantes de los juegos son lanzados en una especie de campo de juego, y ahí deben matarse los unos a los otros. El sobreviviente es el ganador y gozará de riquezas. El mundo es testigo arraigado y fanático de la matanza año tras año. Este año le toca a Katniss Everdeen de 16 años. De ella va la historia.

Seamos claros, un libro con semejante temática no puede ser un fracaso. Pero lo interesante es que es un libro para adolescentes (teen read); es decir en la línea de Twilight. Pero no se asemeja en lo absoluto. Si bien es un libro super ligero, con cliches de romance bastante melosos, diálogos no creíbles y personajes s0brehumanos, también es un libro difícil de soltar por la temática que presenta. Y más que está visto desde los ojos de una chica de 16 años. No hay nada hormonal en su manera de contar. El romance es conocido por primera vez pero no opaca lo terrible de su situación. Al contrario, acentúa la tensión necesaria para lidiar con un desenlace que no es predecible y aceptable para la secuela necesaria de una saga tan importante como esta.

Es un libro que tenía que leer porque sí. La verdad tengo que leer que es lo que está de moda. Y si ciertamente, Twilight fue una verdadera mierda y una moda, The Hunger Games es una joya literaria para quienes desean empezar con lectura moderna, de la era digital, y ligera de palabras. La autora no escatima en recursos ficticios para poder contar la historia pero el trasfondo socio político que pretende la historia llega. Yo al menos me sentí identificado con el mismo, ya que vivo en un país en donde creería que el gobierno sería capaz de hacer algo así. Y si no me lo creen, entonces les pregunto: ¿para qué armar al pueblo? ¿para pelear con otros países y defender la soberanía? ¿o para pelearnos los unos contra los otros y que la victoria sea de la doctrina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: