Crítica cine: Bully (2001)

Director: Larry Clark

Protagonizada por: Brad Renfro, Nick Stahl, Rachel Miner, Bijou Phillips, Leo Fitzpatrick, Michael Pitt.

Larry Clark es un director que no tiene escrúpulos al mostrar. Se mete tanto en la piel de sus personajes y no se apodera del ambiente, y no viceversa. Es un director que utiliza la cámara como un simple peón más. Como espectadores no vemos la historia sino que llegamos a formar parte de la misma. No importa cual sea la realidad, Clark siempre estará dispuesto a mostrarla, y sin dudarlo utiliza y tortura a sus actores para demostrar lo máximo posible. Esto no es necesario a veces pero Clark siempre pega los temas álgidos y los refleja sin delicadeza. Como un tren sin frenos, la realidad nos pega y nos destruye por dentro. Al terminar los filmes, quedamos con un sentimiento que puede ser traducido como culpa, pero en realidad lo que impacta es el saber que esto ocurre a cada rato en la sociedad.

Bully va sobre un grupo de chicos que deciden hacer algo sobre este personaje que los molesta (desde humillarlos en frente de la gente hasta violarlos). Claro, las víctimas son pocas, pero la estupidez de una juventud que no ha sido guiada es tan clara que hasta sentimos empatía por quienes son arrastrados a una resolución cruda y violenta. Y es de esto que va la película. Sobre la libertad extrema de los chicos que no son guiados y lo que son capaces de hacer si no los observamos. Yo lo se, también fui adolescente. Sin embargo, el momento era especial. Eran los 90 en Florida, los chicos eran típicos de pasársela en los centros comerciales consumiendo drogas y jugando videojuegos. Era la epítome de la decadencia de la generación X.

Bully observa a los personajes desde muy cerca, y casi desde un punto de vista vouyerista. Es un estudio poco profundo de una sociedad que no requiere de mucho análisis. Para los chicos, el sexo y las drogas son esenciales. Son tan esenciales que ven al asesinato como algo tan simple que ni les afectará. Es un tema tratado con delicadeza en la película. Al principio, sentimos cierta gracia cuando los chicos deciden hacer lo que sea harán, pero en la secuencia clave de la película, se sienten hasta náuseas, tan simple como porque esto pasó en la vida real.

No es una película para todo el mundo y al igual que Kids, contiene muchas escenas explícitas de sexo y el consumo de drogas está presente en todas las escenas prácticamente. No se puede ver pensando que esta realidad nos puede afectar. Debe verse como una inmersión a un mundo que debemos tener de lejos. No es fácil hacer esto; desligarse de esta posibilidad es sumamente difícil. Sobre todo cuando nunca se nos presenta como un caso real, sino hasta el final que conocemos el destino de quienes sobreviven. Crudo y sencillo es lo que hace Clark, pero impacta de manera sorpresiva a un cinéfilo que no está acostumbrado a ver este tipo de películas.

Bully es una excelente película. Por donde quiera criticarse está protegida. Con sus interpretaciones tan válidas (las drogas deben haber existido en el set), y una puesta en escena improvisada, es una joya para quienes no la conocen y para quienes la conocen, la valorarán inconcientemente. Es una experiencia que nos gustaría olvidar pero debemos asegurarnos de no hacerlo. Todos fuimos así, pero casi nadie hace lo que estos chicos hicieron. Y sin embargo, cuando te ladillaban en el colegio, ¿no pensabas en asesinar a esta persona(s)?

Calificación: ****

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: