Crítica cine: Temple Grandin (2010)

Director: Mick Jackson

Protagonizada por: Claire Danes, David Strathairn, Julia Ormond, Catherine O’Hara.

Para filmar una biografía se deben tomar hechos importantes en la vida de una persona. Ya sean horribles en su naturaleza o específicamente importantes, se debe tomar TODO lo importante. El secreto del éxito para poder lograr una obra maestra en materia biográfica está en como artísticamente puedes contar la historia real de alguien, contando con el apoyo total de las memorias de ese alguien. Ese alguien que ha abierto su vida a una cámara y ha dejado que dos desconocidos inventen una línea de hechos para poder filmar. Si a esto le agregamos que ese alguien sufre de autismo, no debe ser fácil. Con Temple Grandin se nota un aura en la película. Se nota el apoyo incondicional de la verdadera Temple Grandin. Se nota como los creadores buscaron contar lo verdaderamente importante de lo que hizo la persona, y no de lo que hizo a la persona. Debemos aclarar que es un filme hecho para televisión y el formato no ayuda. Sin embargo, considero que es lo suficientemente buena para ser proyectada en cines. Una razón: Claire Danes.

Danes interpreta a Temple. Una chica autista que cambió el curso de criado de ganados en todo el mundo por su manera de ver las cosas. Por ser la persona que mejor veía y analizaba todo visualmente. Esto es mostrado de manera excepcional por un cinematógrafo que no escatima en tomas y recursos técnicos que no son típicos de filmes para televisión. Pero bueno, es HBO. Es interesante como la película no aburre a pesar de utilizar pocas transiciones y una línea monótona. Pero es sencilla la razón, y es que Danes se apodera de un personaje con tanta fidelidad que en pocos segundos cautiva al espectador y le inunda en una escena que a lo mejor no tiene importancia.

El filme no pierde tiempo ni escenas en mostrar hechos pasados de la crianza de Temple. Tan solo unos flashbacks. Pero es que no lo necesitamos. Sabemos lo que es el autismo. Pero poco sabemos sobre el autismo después de la adolescencia. Y es esto lo que el director explota de manera radical junto a los escritores. No relevan a secuencias de gran magnitud sino que aceptan la simpleza del asunto y logran mostrarlo con colores vivos y con una alegría tan perceptible que es imposible querer ser como Temple en varios puntos de la película.

Danes es una actriz genial. Con esta película sencilla logró capturar a un personaje demasiado difícil de interpretar y lo hace de ella. No es coincidencia que la real Temple Grandin declaró que consideraba demasiado extraño que alguien se pareciera tanto a ella. Un standing ovation cuando Danes recibe el Globo de Oro de la misma Temple es algo que conmueve y algo que pudimos ver este año. Danes es una actriz muy sincera. No exagera ninguna escena para ganarse un premio. Al contrario conserva la calma de un autista, pendiente de patrones y tan pensativo que en momentos de absoluto silencio en pantalla, logramos ver a un personaje que no sale de esa cápsula tan misteriosa como lo es una mente autista.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: