Crítica cine: The switch (2010)

Director: Josh Gordon, Will Speck.

Protagonizada por: Jason Bateman, Jennifer Aniston, Patrick Wilson, Jeff Goldblum, Thomas Robinson, Juliette Lewis.

El estigma de comedia romántica es bastante dañino. Por lo menos para personas que se toman en serio el cine como yo. El escuchar nada más el género me dan ganas de vomitar y me alejo del cine. Pero la verdad es que uno debe ceder a veces. Las sorpresas existen. En este caso cedí y me llevé una gran sorpresa con un filme que tiene un gran CERO en marketing, un poster horrible, un casting inusual, y una premisa bastante explotable para hacer una película mediocre. El resultado es totalmente diferente.

The switch va sobre una chica que decide tener un bebé por inseminación artificial. Se está poniendo vieja. En una conversación con su mejor amigo (con quien salió en algún momento) revela su intención, y el mismo no puede esconder la sorpresa pero al mismo tiempo lo deja pasar como un evento más al azar. El personaje del amigo se convierte en nuestro protagonista, un hipocondríaco, no maniático, gris, antipático, y absolutamente odioso. Es el amigo que toda mujer tiene pero que ninguna desea tener como pareja. En ningún momento se estudia la posibilidad de que él sea el donante de esperma y por razones obvias. En una fiesta celebrando la inseminación y el donante (sí, eso que leyeron), se conocen todos. El donante es un ser muy atractivo, pero falso; casado pero necesita el dinero junto a su esposa y decide donar. Cuando Wally (protagonista, Bateman) lo conoce, le descarta mentalmente y en medio de su tragedia (sigue notablemente enamorado de Kassie, interpretada por Aniston) se da una borrachera dura. En uno de sus viajes al baño, ve cómo el esperma del donante está postrado en un altar. Jugando con el mismo, logra botarlo, y para borrar toda evidencia de su falla, decide poner su esperma. Por supuesto nadie sabe que lo hizo. Después de 7 años de que Kassie se fue a vivir lejos (obvio sin saber que el padre del niño es su amigo, todavía piensa que es el donante), vuelve e introduce al niño a la amistad con Wally y la posibilidad de una relación con el donante (el pana ya se ha divorciado).

Es una trama descriptible porque no es sorpresiva. Al contrario, lo predecible está ahí pero nunca se lleva a pantalla como si el espectador fuera estúpido. Sabemos que en algún momento  Wally debe decir la verdad y revelar que es el padre del niño pero la forma de hacerlo no es en un momento crucial de la película. No hay momentos cruciales. Y es en esto en lo que la película se basa para descartar la posibilidad de ser una comedia romántica. Es una película sorprendentemente triste. Es una película sobre el crecer y el nunca negar el destino que la vida regala. Para esto, el guión debió ser escrito con cautela para conservar el tono comercial que sigue teniendo pero logrando tomar al espectador por más de 90 minutos para dar el final que todos esperan. Es así, en esto no cambia nada la fórmula. Pero la forma como Wally revela todo es increíble. Había pasado bastante tiempo sin ver a alguien llorando y que me conmoviera. Bateman es increíble. Y kudos en un 100% a él, quien se apodera de la película en cada escena que sale interactuando con el niño.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: