Crítica cine: Pride and Glory (2008)

Director: Gavin O’Connor

Protagonizada por: Colin Farrell, Edward Norton, Jon Voight, Noah Emmerich.

El honor y la lealtad son características que cualquier policía promueve como sus insignias. Unos hasta practican esto, pero el factor común es que los dilemas son la fuente más confiable para hacer historias de ficción que podrían llegar a ser ciertas. Pero en realidad la fórmula siempre funciona. Es tan efectivo el género que es simplemente un recurso  más. No es la esencia de estas películas. Solamente necesitas un ensamble de actores que en drama funcionen, y justo tendrás un éxito.

Pride and glory es una película honesta y bastante cruda. Va sobre un grupo de policías que se mueven en esferas corruptas. Algunos lo saben, otros no, y otros se encargan de destapar la verdad. En esto se basa: un policía que reinicia su trabajo como detective por aviso de su papá (un policía retirado). El caso en cuestión tiene que ver con una emboscada que salió mal y estaba dirigida por uno de sus hermanos que es jefe de policía (dirigida pero él tipo no estaba en el sitio). Su otra hermana está casada con uno de los policías que sobrevivió. Contar más sería contarles algo bastante predecible pero prefiero no hacerlo.

La razón para esto es que la película aunque sea muy predecible, nunca baja el ritmo habitual de las producciones que implican corrupción en el NYPD. Y esto es bueno. Son película disfrutables por su puesta en escena familiar. Y si a esto añadimos un monstruo de actor como es Norton resulta difícil ver un fracaso en la pantalla. Importante también destacar que Farrell ya se está alejando de su estereotipo de niño bonito. No es un sex symbol en pantalla. Es un humano cuyas circunstancias son más grandes que él. Emmerich se destaca por encima de su papel como actor secundario habitual y esta vez se adueña de la pantalla cuando lo merece. Cuando no, es opacado por Voight, Farrell y Norton y una subtrama débil e innecesaria. Destacable también es la actuación de Shea Whigham, un actor de cine independiente que no sale lo suficiente. Me gustaría verlo en una actuación dramática de vez en cuando, haciendo de personajes que no tienen desordenes morales.

Si hay algo que es criticable en la película es la falta de escenas que, personalmente, me hubiese gustado detallar más. Y esas son escenas familiares. Todo en estos casos tiene que ver con esa lealtad con la que hemos crecido y a la que le debemos un desarrollo social. En Pride and glory, se sufre un sentimiento hollywoodense que hace que la película se vaya por caminos aburridos y lentos en vez de intensificar campos dramáticos.

Kudos al director de fotografía por mantener la atmósfera en todo momento de la película. También al guionista por no dejar mucho que pensar y mostrar lo crudo de un mundo que no conocemos.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: