Crítica cine: Never let me go (2010)

Director: Mark Romanek

Protagonizada por: Carey Mulligan, Keira Knightley, Andrew Garfield.

Todos nacemos con un propósito. Lo interesante de poder vivir es averiguar cual es. Lo interesante de poder explorar es que no sabemos nunca que haremos al final con lo que encontremos. Los golpes que da la vida son en ocasiones el resultado más notable. Las oportunidades son rayos de luz que pocos apreciamos. Pero al final todo sirve para un propósito. Todo tiene una razón de ser. Ahora, ¿qué pasaría si de una vez supiéramos para que nacimos? ¿si de una vez supiéramos que llegamos a este mundo para hacer una sola cosa y luego debemos morir? Seguramente la respuesta de todos es que primero que nada caerían en depresión. Segundo, buscan evitar ese destino. Para todos los demás que no ven lo filosófico del tema y simplemente entienden el mensaje, les tengo un consejo: vean Never let me go.

Está basada en una novela escrita por Kazuo Ishiguro (el mismo escritor de The remains of the day), y va sobre un grupo de chicos que nacieron como bebés probetas, y han sido clonados de unos “Originales”; su propósito es crecer y llegar al punto en el que sus órganos son suficientemente maduros para ser donados. Son granjas de órganos por llamarles de alguna manera.

Hasta ahí.

Pero Never let me go curiosamente no es una película de ciencia ficción (quizás por su origen), pero tampoco resultaría como una. Es una película tan personal y tan conciente de sí misma que es admirable que en algún momento salen créditos y vemos como es una gran producción. Esto ocurre obviamente por el trasfondo que se le da al filme. Pero a diferencia de lo habitual de este tipo de películas que simplemente describen a los chicos buscando como escapar de ese ambiente, en esta los chicos viven con ello y se adaptan aferrándose a lo único que les queda: el amor. Los vemos desde que se convierten en niños hasta su adolescencia. Esta transición aunque sea débil es totalmente necesaria. Insisto, lo importante de la película, no es ver a los niños crecer, es verlos desarrollar sus últimos días de vida.

Contar más de la trama sería traicionar la idea de que ir sintiendo a medida que va pasando la película. Aunque la mayoría transcurra en su adolescencia, nos inclinamos a indagar el por qué de no escapar. Esta inclinación muere en segundos cuando somos tomados de nuevos por la fuerza dramática del filme. Carey Mulligan toma en su poder todas las escenas y el genial Romanek dirige una puesta en escena absolutamente impactante. Este par refuerza la película de manera proactiva al imprimir esa personalidad que es necesaria en el filme. Garfield es un pequeño actor que no ha tenido la oportunidad de hacer más de lo que se le ofrece, pero después de este filme y The Social Network estoy seguro de que veremos más de él. Knightley fracasa por ser siempre la misma, y mostrar gestos sobreactuados que honestamente no aprecio.

La escena más importante de la película contiene a dos de los chicos rogando por su vida y basando esta petición en una sospecha de salvación que los rumores han reforzado. Creen que el arte los puede salvar pero de inmediato son rechazados por la frialdad de un personaje infame que simplemente trabaja como “granjera”. Es una escena que demuestra la capacidad de Mulligan y Garfield al máximo y la cámara los explota.

No entiendo por qué Romanek no hace más películas. Después de One Hour Photo uno pensaría que sería contratado. Quizás nunca sepamos la verdadera historia. Pero Never let me go es la clara muestra de que puede dirigir lo que sea. Es un filme tan complejo que es casi indescriptible.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Comments

  1. Definitivamente un muy buen filme que trata un tema duro y crudo pero lo hace de una manera diferente y que me agrada bastante, ha diferencia de tantos filmes que han estropeado el tema. Cuando la vi inmediatamente me vino a la mente aquella The Island (2005) que trataba el mismo tema pero lo hacía de una manera totalmente superficial sin adentrarse en el corazón del tema y como resultado teníamos un filme mediocre.

    Sin embargo esta Never Let Me Go es una película seria que aborda un tema escabroso y los hace de una manera apropiada y con un resultado positivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: