Gran cine: The Shining de Stanley Kubrick

Adaptación al cine de la famosa novela de Stephen King, por Stanley Kubrick.

Dirigida por: Stanley Kubrick.

Producida por: Stanley Kubrick, Jan Harlan, Martin Richards.

Escrita por: Stanley Kubrick, Diane Johnson.

Protagonizada por: Jack Nicholson, Shelley Duvall, Danny Lloyd, Scatman Crothers.

Año: 1980.

País: Estados Unidos.

Duración: 144 minutos.

“Los monstruos son reales, así como los fantasmas. Viven dentro de nosotros y a veces, ganan”

Stephen King

La novela The Shining de Stephen King se publicó en el año 1977 y fue el primer éxito del autor. Todo el mundo le aconsejó que no lo hiciera pero King había jurado escribir la novela después de  haber tenido una experiencia parecida a la de los personajes junto a su esposa. King era alcohólico y drogadicto y siempre sufrió la venida posible de un ataque de violencia. Nunca la recibió, pero tampoco dejó de escribir lo que posiblemente es el libro más popular de su carrera. The Shining está escrito con tinta de calma y serenidad absoluta. El objetivo de la novela es asustar pero basándose en la posibilidad y no en la presencia. Un terror psicológico. Los fantasmas están presentes en el pequeño mundo de su personaje principal. Y nunca sabemos si en realidad es una ilusión. Stanley Kubrick tomó esta idea y la transformó. Por completo. La excelente adaptación de The Shining al cine, también llamada The Shining, presenta la problemática como algo sobrenatural y la resuelve como tal. No esconde ninguna idea. En la novela esto no hubiera funcionado tan bien como fue. Pero en el cine sí funcionó y de manera espectacular.

La película refleja la historia de una familia de tres. La madre trabajadora que se esconde tras la sombra de su esposo. El niño con poderes psíquicos y que sufre traumas. El padre abnegado, fracasado, violento. Es un escritor frustrado. Aprovecha la oportunidad ideal para poder empezar a escribir. Es contactado para ser el vigilante/cuidador de un hotel durante el invierno. El, junto a su familia, tendrá que estar en un hotel recluido por unos cuantos meses ya que la nieve no permite el acceso o salida. Esto le permitirá el aislamiento que todo escritor necesita para poder hacer su trabajo. En su entrevista se entera de que el cuidador anterior sufrió un colapso nervioso y asesinó a su familia. Esto no le quita el sueño e igual se trae a su familia a este lugar que por supuesto, parece estar embrujado. El niño con su capacidad de visión confirma que hay seres del más allá en este sitio. Sin embargo la víctima de estos es el escritor, Jack. Los días transcurren y la crisis de aislamiento (Cabin fever) se hace clara. Jack poco a poco alterna entre el mundo de los vivos y el de los muertos. La familia siente que un desastre se acerca. El niño predice con frases extrañas lo inevitable: los fantasmas están ahí con ellos.

Stanley Kubrick es el encargado de llevar la historia a la pantalla con un altísimo nivel de calidad. Todos los planos están perfectamente cuadrados. Se nota el toque Kubrick en cada escena con el exceso de perfección geométrica en cada uno de los planos que conforman dichas escenas. Cada elemento se estudia por separado y Kubrick resalta lo que debe dependiendo de la escena. Desde el punto de vista visual, es una delicia ver el único intento de Kubrick de llegar al horror. Todo lo típico del director está ahí y a esto se añade un espíritu, una visión y un toque demasiado particular. Es lo que hace de la película un verdadero logro. No hay ningún tipo de errores y todo lo que se le parezca está planeado con malicia. El director manipula la cámara con un acercamiento fetichista. Sabemos que no están solos en el hotel pero el director se jacta de esto y lo utiliza.

El uso de sonidos y “shock imagery” es totalmente innovador para la época. Todas las escenas están construidas con cuidado para hacernos sentir incómodos. Kubrick inserta planos horribles en medio de los fotogramas para causarnos miedo e hipnotizar para que quedemos esperando lo peor. Sin embargo, no todo corre por pocos segundos. Hay secuencias que duran demasiado (y eso es bueno) en donde no hacemos otra cosa que apartar los ojos de la pantalla para poder aguantar. No se puede lograr esto sin que el escritor y director sea la misma persona. Kubrick en todo momento sabe lo que quiere demostrar. Sabe la historia y sus matices y nunca escatima en diseñar una película técnica que sirve para asustar con una historia ridículamente sencilla. Sin embargo el resultado no es tan simple. Es aterrador.

Jack Nicholson interpreta a un Jack Torrance auténtico. No había mejor actor para el papel y esto lo sabe Nicholson. Siempre lo demuestra. Con el uso de improvisación y alcohol en el rodaje (por favor, es obvio), el actor se mete en el papel para regalarnos lo mejor que ha hecho en su carrera. No podemos negar que es un rol amplificado de lo que logró en One Flew Over The Cuckoo’s Nest, a pesar de que el Oscar no lo ganó por la que debió haber ganado: The Shining. Sus complementos van de la mano con cualquier rol en películas de terror. Sin embargo, es notable resaltar que el pequeño Danny Lloyd cae perfecto como el niño embrujado por sus mismas capacidades extrasensoriales. Pierde el miedo a ser filmado y al mismo tiempo demuestra el horror que siente. La leyenda cuenta que Kubrick en su búsqueda de perfección constante molestaba mucho a los actores cambiando el guión todo el tiempo. Si bien esto no se nota en los actores principales, sí se nota en Duvall quien parece perturbada por la cámara en todo momento. Si esto fue intencional mis felicitaciones van a Kubrick.

Cuenta también la historia que King estuvo muy insatisfecho por la visión de Kubrick de su novela. El nunca sacó a relucir el aspecto fantasmal como lo primordial. Siempre luchó porque los demonios fueran internos y no externos a Torrance. Y es que tiene toda la razón: los cambios de la historia original en la película son claros pero no destructivos. Kubrick imprime su propio entendimiento de una historia perfectamente manipulable. Y aunque admita que esto es un sacrilegio, no puedo negarlo. El libro es muy diferente a la novela y por esto puedo afirmar que ambos son geniales. No he podido ver la versión que King escribió para una miniserie, pero dudo que pueda ser mejor que The Shining.

Una verdadera joya del cine por todo lo que su director emplea para poder filmar. Es un logro cinematográfico que nunca quiso serlo. Sin embargo, no podemos negar su calidad, su capacidad de asustar, y la sustancia que transmite. En todo momento, The Shining presenta la posibilidad de la locura permanente por vías de aislamiento. Y aunque haya fantasmas que ayuden, lo realmente tenebroso es que sabemos que todo lo logra Torrance sin ayuda de un poder sobrenatural; de hecho se puede indagar que Torrance siempre estuvo en otra dimensión (por la escena en la que los observa en el laberinto, no la final). Pero quizás nunca lo sepamos. Todo queda abierto y se pierde entre la sospecha y lo aterrador de toda la locación. Nuestra única conclusión es que Torrance siempre tuvo como destino el ser un asesino. En esto sí está relacionado el espíritu de la historia original con el filme. Lo violento está en nosotros. Solo necesitamos de las perfectas circunstancias y un buen hotel aislado para poder convertirnos en ejecutores de actos horribles.

Excelente trailer

Escena memorable

Making of (4 videos)

Comments

  1. Iván Trejo says:

    Precisamente iba a decirte que en un documental de Kubrick hay un momento donde el director riñe bastante duro a Shelley Duvall porque nada más no daba una en las escenas. Recién vi ese documental hace un par de semanas y le aprendí bastante a Kubrick. Si no lo has visto, te recomiendo echarle un ojo.

    Fuera de eso, excelente post.
    😀

  2. Para mí esta película es de las mejores que he visto, es excelente y te deja aturdido, Danny Lloyd es genial, se me hace de los mejores actores de la época y creo que lo eligieron porque da ternura y miedo a la vez, es tremenda esta película.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: