Crítica cine: Peacock (2010)

Un hombre con doble personalidad debe lidiar con un pueblo que parece sospechar de que él nunca es quien aparenta ser. O creo que es así. No lo se.

Dirigida por: Michael Lander.

Protagonizada por: Cillian Murphy, Ellen Page, Susan Sarandon, Bill Pullman, Josh Lucas, Keith Carradine, Paul Cram.

País: Estados Unidos.

Género: Thriller.

Duración: 91 minutos.

Los pueblos pequeños son universos que contienen todos los puntos necesarios para hacer una buena película de suspenso. En los pueblos la gente se esconde para hablar de otros, pero al mismo tiempo esa gente tiene lados perversos que nunca muestran. Y es que en las grandes ciudades también existe lo mismo, pero es más fácil desligarse y alejarse. En un pueblo tu mismo vecino o vecina podría ser un asesino o algo peor y siempre tendrás que compartir algo con él o ella. El cine no utiliza más esto porque es difícil con tan poca creatividad que tenemos actualmente en los guiones. Pero el cine independiente puede con un toque de magia y muchas ganas lograr algo. Peacock sembraba algo, pero ese algo moría al instante, cuando su trama se mantiene insostenible por el misterio constante que desea imprimir en el espectador y que se torna ridículo cuando al fin logramos entender algo.

El filme cuenta la historia de un hombre que tiene doble personalidad. Esto es revelado al principio (error garrafal pero necesario porque un mismo actor interpreta ambos “personajes), y logramos aceptarlo. Es un hombre que tiene demonios internos y una obsesión por ser aceptado. Al final del día se acepta a sí mismo pero en otra forma. De día es empleado en un banco pero de noche es una mujer que necesita a su esposo. Por circunstancias absurdas (dignas de un buen filme) un tren cae en el patio de su casa, y quien recibe este “choque” es la mujer. El pueblo la conoce finalmente y ella se presenta como la esposa del hombre. ¿Cómo no se dan cuenta que es la misma persona? No lo se. Tampoco me interesa mucho. Esta mujer empieza a adentrarse a la vida del pueblo que desea a su vez utilizar el tren de su casa para hacer algún tipo de promoción política. Todo ocurre mientras en la vida de la “mujer” aparece una antigua novia del hombre que carga con un niño. Obviamente es el hijo del hombre. Se idea un plan maestro tonto que nadie espera y a la final solo puedo decir que la mujer gana.

¿Entendieron? ¿No verdad? Tampoco hace falta. Es una trama que no tiene razón de ser porque seguimos intentando buscar la razón por la cual ambas personalidades no se entienden. El hombre y la mujer son la misma persona y sin embargo no cuadran para hacer de la vida algo más fácil. Creo que simplemente no entendí el filme y por esto no termino de aceptarlo. No entiendo mucho el síndrome de la mujer/hombre, pero el haberlo revelado desde el principio nos hace buscar una razón, mas no un posible desenlace.

Murphy es un tremendo actor. Versátil, profundo y capaz. Pero en la película se sobre utiliza. Nunca consigue dar con una actitud que justifique el desastre que sostiene con ser protagonista. Es fascinante por las razones que no debería serlo. Los demás actores sirven como acompañantes en un cuento que no tiene ni pies ni cabeza

Peacock se describe a sí misma como un thriller psicológico. Tiene todas las herramientas para serlo. Lidia con un tema perturbador y bastante perverso. Pero nunca se define. Es simplemente una buena idea que no se desarrolló. Añade elementos en cada escena que simplemente no hacen nada en la trama. Nunca aportan nada. Y al final quedamos con un desenlace blando y demasiado inofensivo para terminar en thriller. Nunca el cine había sido tan poco claro. Pero con Peacock se pasaron. Hitchcock estaría avergonzado de haber visto una película así que se inspiró en él. Y aunque en su época el tema hubiese sido controversial, estoy seguro de que hubiese hecho algo con más creatividad.

Calificación: *1/2

Un trailer

Comments

  1. Anónimo says:

    Yo vi la película y creo que tras la muerte de su madre el protagonista no soportaba la idea de estar sólo y creo a la mujer como una figura de la madre que le hubiese querido porque su madre lo maltrataba. Cuando el tren se descarriló encuentran a una mujer que nunca habían conocido y la única explicación sería que ella fuera la esposa. Él quería volver a su vida cotidiana antes del accidente. Pero la mujer descubre por lo que pasó la chica con su hijo y quiere ayudarla a conseguir trabajo digno ya que incluso había llegado a la prostitución y recuerda cuando su pervertida madre lo obligo a tener relaciones sexuales con ella además de las veces que lo ahogaba en el lago…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: