Crítica libros: La Azotea (2000)

Historia perturbadora sobre una persona encerrada entre cuatro paredes físicas y emocionales.

Escrito por: Fernanda Trías.

País: Uruguay.

La azotea se presenta como un libro diferente desde que sabemos de que trata. El incesto es una cosa terrible de escribir y que suene poético. Nunca será aceptado y por lo tanto es una tema difícil de escribir y que sea entendido sin tener que ser demasiado claro ni dar mucha información. El lector deberá indagar mucho en su mente para poder concluir. Pero Fernanda Trías nos da un tease de lo que realmente ocurre en este apartamento oscuro, maloliente, lleno de recuerdos y pintado con la severidad de una personalidad confusa y trastornada. Ella se encarga de que leamos lo que  debe ser leído y no lo que está demás. Es la virtud del libro y de su autora. Nos dan un vistazo al mundo desconocido del incesto y del cautiverio físico y mental que viven los personajes. A ella le agradezco por atreverse a escribir algo tan profundo y tan impactante como fue La azotea.

Empezamos con la premisa de que nuestra protagonista está acompañada por su padre y su hija (quien es hija de su padre también, producto de una relación incestuosa). Ambos muertos o inertes. No lo sabemos. Ella solo espera la salida posible de una muerte adicional y así cerrar el ciclo de la familia destruida por el desconocimiento de leyes, moral y razón. Luego en flashbacks nos vamos enterando de lo que ha pasado en los últimos años. La necesidad de esconder un sentimiento ha engendrado la necesidad de esconder a las personas que viven en este apartamento. Inclusive la niña, inocente y entregada a su padre quien se postra en una cama diariamente, sin poder hacer nada. Nuestra querida protagonista no le deja y le amenaza. La tortura mental que implica el encierro es expresada por la voz de quien nos cuenta la historia. Ella es tenaz y nunca se deja llevar por lo convencional. Simplemente vive como sabe vivir. El contacto con el mundo exterior existe en ocasiones pero es totalmente dañino para quienes viven acá. El único escape es la azotea de la vivienda, en donde la chica observa las estrellas y la posibilidad de un mundo paralelo, feliz y libre. Pero ella misma es quien no puede soltar la obsesión de siempre controlar todo. Cada noche regresa a la azotea y le cuenta al cielo que es lo que siente. Como lectores podemos sospechar lo que es.

El virtuosismo del libro radica en la simpleza con que la autora describa todo y sin embargo se siente algo intensamente profundo en la personalidad de su personaje principal. Es alguien con quien no nos identificamos pero a quien entendemos perfectamente y queremos ayudar. Si la única ayuda es seguir leyendo entonces lo seguimos haciendo esperando que su alma descanse. De hecho de vez en cuando podemos imaginar que todos están muertos y que viven el purgatorio exigido por la justicia del alma. Pero no es así. Esto es real y totalmente tangible. Lo necesitamos para comparar con estándares y así entender el desorden que más de uno puede tener en la mente y en el corazón, por pensar poco y sentir demasiado, o viceversa. Quien vive en ese apartamento olvidado debe acabar con el conflicto personal de querer vivir como alguien normal y debe aceptar lo inaceptable: la sociedad olvida a quienes no rinden cuenta ante los jueces más rectos: los estándares de una sociedad civil y comunal.

Leí hace poco un libro parecido llamado Room el cual contaba la historia desde la perspectiva de una víctima inocente. La azotea nunca perdona a quien cuenta la historia principal. Pero la inocencia sigue siendo una tema obligatorio para este tipo de libros. Ambos describen perfectamente como es la vida en cautiverio. Físico y mental. Después de haber leído los libros no se cual de estos dos tipos de cautiverio es peor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: