Crítica cine: The Tree Of Life (2011)

Una visión enigmática de la vida misma. No puedo decir más.

Dirigida por: Terrence Malick.

Protagonizada por: Brad Pitt, Jessica Chastain, Sean Penn, Hunter McCracken, Tye Sheridan, Laramie Eppler, Kari Matchett, Joanna Going, Michael Showers, Kimberly Whalen, Uncle Roy, Fiona Shaw.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 139 minutos.

The Tree Of Life de Terrece Malick es el lugar perfecto para buscar respuestas a esas preguntas que nos preguntamos todos los días. La existencia que cuestionamos ha sido previamente diseñada por nuestros  ancestros, pero cada uno de nosotros es un aporte más para la modificación de este modelo de vida en constante variación. Es en este proceso de variación en donde nosotros podemos cambiar nuestras vidas y nuestro destino recordando, viviendo, y planificando. Pero realmente nunca vale la pena puesto que el caos es real. Nadie lo que ocurrirá mañana ni dentro de miles de años, y ni siquiera millones. Lo importante es que cada uno de nosotros vivirá para este mundo y dando evidencia de quienes nos dieron vida y les daremos enseñanza a aquellos que merecen seguir el legado que estamos dejando.

Cualquiera podría preguntarme de que va The Tree Of Life y nunca podría responder lo mismo siempre. Sin embargo, podríamos resumir la trama en diversas etapas de la vida misma. Desde el nacimiento del universo, pasando por la evolución, siguiendo por el desarrollo de la familia, y terminando en la muerte de la vida misma. La extinción de cualquier especie viva resulta en un final paralelo a lo que podríamos definir como una especie de limbo. Esa playa eterna por la que todos correremos y nos reencontraremos con nuestros seres queridos luego de milenios de habernos buscado. El amor nunca se pierde, y esta frase es la gasolina perfecta para que The Tree Of Life pueda funcionar como una muestra cinematográfica amplia y completa de lo que es el mundo viviente.

Como dije, desde el principio vemos como el universo nace. Luego podemos notar la presencia de las primeras especies vivas. Son referencias válidas de la dirección hacia la cual va la película. Es imposible no recordar la idea que Kubrick desarrolló con 2001: A Space Oddysey (una película casi hermana de esta). Kubrick explicaba la evolución con presencia de elementos no terrestres. Malick en este caso nos un vistazo a cómo realmente ocurrió todo. Pero la esencia es la misma. Al menos así se siente.

Luego podemos ver el desarrollo de la familia pero curiosamente lo primero que vemos de la misma es cómo una muerte les afecta. Estamos viendo un factor que funciona como un sentimiento común para cualquier ser viviente: la pérdida de alguien que queremos. Después de analizarlo todo como una pesadilla real, analizamos detalladamente el desarrollo de esta familia en un flashback amplio. En esta familia todo parece ser perfecto. Y es que estamos hablando de una familia de clase media trabajadora a mediados de siglo en USA. El padre requiere la constante ayuda de su hijo mayor para poder ser modelado a su manera, para poder seguir la vida misma. El padre, violento como se espera que sea por sus costumbres hace cosas terribles pero es posible que nunca sepa que lo está haciendo mal. Sigue pautas de vida que su propio padre le enseñó.

Vemos intercalados los forwards a un futuro en el que el hijo mayor ahora ya es un hombre. Este busca esas respuestas en medio de un mundo trágico que no resuelve nada para él. No tiene ganas de vivir ni de morir. Solamente quiere saber por qué el mundo es así. El ritmo de la película nos lleva a un desenlace increíble en el que podemos indagar que la vida misma ha acabado pero continúa en otro plano espiritual. Describirlo sería una traición a sus ojos.

Terrence Malick es el director de esta obra maestra que cinematográficamente se las trae. Es el filme con la mejor fotografía del año y para que alguna película le llegue cerca pasarán muchos años. Lo aseguro. Pero quizás más importante que esto es el hecho de que el director conoce cualquier pieza en su juego y nunca suelta la producción. Se nota como la puesta en escena está perfectamente planeada por un creador que sabe lo que hace. Intencionalmente, Malick hace un filme complejo y espiritual pero precioso en su estilo. Ver The Tree Of Life es un placer visual y sentimental. Las emociones que encontraremos al final serán diversas pero todas apuntan a algo más, algo que no conocemos y que ciertamente necesitamos conocer.

Cuando el filme culminó me sentí completo. Había encontrado respuestas. Le dije a mi esposa que la amaba y seguí mi camino a ser una mejor persona.

Calificación: ****

Un trailer

Comments

  1. h3nd3r says:

    es una completa perdida de tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: