Gran cine: The Godfather de Francis Ford Coppola

Uno de los mejores filmes de la historia. Michael debe seguir los pasos de su padre Vito Corleone, el jefe de la mafia.

Dirigida por: Francis Ford Coppola.

Producida por: Albert S. Ruddy.

Escrita por: Mario Puzo, Francis Ford Coppola, Robert Towne.

Protagonizada por: Marlon Brando, Al Pacino, James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton, Richard S. Castellano, John Cazale, Talia Shire, Abe Vigoda, Al Lettieri, Gianni Russo, Sterling Hayden, Lenny Montana Richard Conte, Al Martino, John Marley, Alex Rocco, Morgana King, Corrado Gaipa, Johnny Martino, Victor Rendina, Simonetta Stefanelli, Louis Guss, Tom Rosqui, Joe Spinell, Richard Bright, Julie Gregg.

Año: 1972.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 177 minutos.

“Le voy a hacer una oferta que no puede rechazar”

Vito Corleone

El honor. La pureza de la familia. Los secretos. Las revelaciones. El perdón. El renacimiento. Todos son temas que vemos como en cada familia se manejan de maneras diferentes. Afirmamos diariamente que nuestra familia es la más importante y que es inigualable y que nunca la cambiaríamos. Pero ¿qué nos hace decir eso? En mi opinión, todo viene por cuestión de los principios que nos han sembrado y que necesitamos mantener. Necesitamos de alguna mantener fundamentar cualquier movimiento que hagamos en nuestro constante crecimiento. Y siempre podemos decir que nuestra familia nos educó para esto. ¿Pero somos sinceros todo el tiempo? El hecho es que no siempre estamos preparados para tomar las riendas de un grupo familiar y mantener los principios que siempre se han tenido como los principales. Michael Corleone en The Godfather debe de alguna manera tomar el rol que su padre ha diseñado. Pero esta película no se trata de un rito sobre la maduración y sobre la aceptación de un papel en una familia mafiosa. Se trata de la inevitable unión entre lo normal y lo que convertimos en “normal” por necesidad. La convicción de Michael Corleone se ve obscura y se ve frágil pero el hecho es que siempre estuvo hecho para esto. The Godfather esconde estos detalles y los vamos destapando con fascinación ante la revelación de la verdadera Cosa Nostra, ese movimiento que nunca conocimos lo suficiente y que este filme nos presentó con perfección.

Para quienes no lo sepan, The Godfather está basada en la novela homónima escrita por Mario Puzo. No hay semejanza con la realidad puesto que no está basada en algo real. Pero no se necesita esto para poder creer en la historia sobre el capo y lo que el mismo representa. Vito Corleone es el jefe principal de la mafia italiana. Opera desde New York y hasta en el mismo día de la boda de su hija debe continuar con la incesante negociación por la vida, la justicia y la custodia del orden. Es dueño de todo por esto debe mantenerlo como está. Vito es padre de 4. La hija (menospreciada por ser mujer), Fredo (un obvio chupasangre), Santino (un desgraciado), y Michael (el hijo perfecto que sabe de los negocios de su padre pero no está orgulloso de lo mismo). El día que la vida de su padre es amenazada por otros jefes que desean modificar los tipos de negocios manejados, los hijos deben encargarse del negocio familiar. Pero ninguno está tan apto para el rol como Michael. Pero primero Michael debe confrontar sus propios límites para poder encargarse de ese papel tan difícil. Preparado o no, Michael decide por mero honor, hacer lo posible para mantener el nombre de su padre en alto.

La mafia italiana nunca ha sido un tema fácil de discutir. Nadie sabe mucho al respecto y quienes lo saben todo con dificultad pueden revelarlo. Ha sido explotado muchísimas veces en el cine y en cualquier género pero ninguna historia se siente tan real como The Godfather de Francis Ford Coppola.

¿Qué la hace tan real?

¿Qué la hace tan valiosa?

¿Qué la hace tan contundente?

Muchas podrían ser las respuestas a estas preguntas. Pero lo que no se puede negar y lo que debe ser constante es que The Godfather cuenta con una puesta en escena excepcional de un guión que nadie pudo haber escrito mejor que Mario Puzo y el mismísimo director. La propuesta de Coppola está ambientada bajo el marco de una producción ambiciosa cuyos elementos están expuestos a un juicio de realidad o ficción. Pero este debate nunca aplica porque la película pretende mostrar de manera artística el declive y renacimiento del honor. De esto va la película. No es una película sobre el crimen. No es un thriller. Es el retrato más crudo y vívido de una época en la que los dueños no eran gobiernos, ni hombres adinerados. Los dueños viven entre nosotros y con ellos no podemos meternos. Debemos hacerles caso. El poder es tan lógico en sus manos que nos acostumbramos a esto. Le hacemos la vista gorda ante la estabilidad que su orden pretende. Pero cuando hay uno más poderoso les abandonamos (tal cual se ve en la escena del hospital) y solo depende de nuestros familiares más cercano el poder renacer y seguir la tradición, la tendencia y la operación regular sin problemas, ni interrupciones ni obstáculos.

Mucha de la personalidad de la película va cargada sobre la capacidad de su increíble ensamble de actores. Marlon Brando con facilidad interpreta al icónico Vito (gana un Oscar y no lo recibe pero esa es otra historia). Al Pacino esconde mística detrás de su mirada y logra interpretar su mejor rol hasta la fecha. James Caan añade credibilidad al ser un absolutamente decadente. El resto actúa no como relleno, pero si con convicción ante un filme sumamente difícil de interpretar. Sobre todo si consideramos que nunca se había visto algo así en el cine. Coppola logra dirigir a este grupo para que cada plano quede sobrecargado de emoción y logre mantener la credibilidad en todas las escenas del filme. Es curioso como todos los actores parecieran ser parte de esta época y del sector. Todos tienen algo de italianos. Todos tienen algo de mafiosos. Todos tienen secretos y esto lo demuestran de manera extraordinaria al no hablar tanto pero si moviéndose con una gran expresión corporal. Sobre todo el rol de Al Pacino se ve cómo evoluciona de inmediato al tener que tomar las riendas.

Elementos como música, edición, sonido y fotografía son tambien virtudes del filme. La música escrita por Nino Rota imprime credibilidad a cada escena en donde escuchamos las notas del clásico soundtrack. Es sutil, cálida y delicada la manera de reproducir la música. La edición sirve como un catalizador para prepararnos para un filme del cual podríamos decir no tiene género establecido. El sonido es clave para poder envolvernos en un ambiente de secretos. La fotografía se une a un perfecto guión para darnos escenarios inigualables. En la parte técnica hay logros por todas partes, pero ciertamente que lo más notable de este lado de la película es que se siente siempre como un arte para contar algo difícil de contar. Todos los planos (e inclusive los más violentos) están diseñados para ser una obra maestra; cada uno cuenta una historia. Se demuestra esto cuando al final seguimos pensando en lo que no queremos olvidar nunca. Cada escena se queda grabada en nuestra con tinta indeleble.

The Godfather es sin duda alguna uno de los mejores filmes de la historia. La importancia de su registro en la historia de las artes modernas queda establecida cada día cuando se descubre su influencia en el cine. El cine de gangsters es curiosamente cinemático y de él se han hecho muchas obras de arte. The Godfather es la primera y la que quedará como la opera prima. El honor que ella transmite es tangible. Pero su última escena nos demuestra que aunque se haya revelado todo, los secretos permanecen. De estos secretos depende lo que pueda caer como una torre de Babel al intentar mitigar el poder. Ese poder de Vito Corleone que se siente familiar, hogareño pero que no deja de ser peligroso porque en cualquier oferta se esconde algo que no puedes rechazar. El poder de los Corleone es intocable y eso queda expuesto en el filme como una bandera que representa a una cultura. Coppola conoce como nadie la cultura de la Cosa Nostra y nos regala un filme perfecto sobre el cual hay un fundamento histórico relevante.

No quiero menospreciar la reseña pero no existen palabras para expresar lo que se siente al ver una película como The Godfather.

Excelente trailer

Primera escena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: