Gran cine: Take Shelter de Jeff Nichols

Un hombre empieza a alucinar con visiones apocalípticas y de inmediato empieza a cuestionar su cordura, pero al mismo tiempo empieza a construir un refugio.

Dirigida por: Jeff Nichols.

Producida por: Sophia Lin, Tyler Davidson.

Escrita por: Jeff Nichols.

Protagonizada por: Michael Shannon, Jessica Chastain, Shea Wigham, Katy Mixon, Kathy Baker.

Año: 2011.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 121 minutos.

“Welcome to where time stands still, no one leaves and no one will.”

Welcome home (Sanitarium) – Metallica

La paranoia es un sentimiento poderoso que es difícil encajar en un hábito de enfermedad. Generalmente los casos de paranoia son atacados por la subjetividad de quienes los evalúan o por la manipulación de quien la sufre. Lograr empatía es difícil pero más difícil es admitirla. En un ámbito de realismo, quienes sufren de paranoia pierden un 99% de las veces que suponen que algo malo les va a ocurrir. Lo irónico es que ese 1% que tiene razón de ser paranoico quiere, hace lo posible por advertirnos de las malas noticias. El problema es que nunca le consideramos como algo serio. Nos burlamos todo el tiempo y descartamos automáticamente. Cuando ese 1% tiene la razón y lo notamos, no hacemos otra cosa que avergonzarnos y seguir adelante burlándonos del 99% que queda. En Take Shelter dicha discusión se considera el tema principal. Podría parecer una película sencilla al principio pero la realidad es que Take Shelter termina siendo un retrato analítico de la paranoia, la crisis en masa y la posible manipulación de un carácter. Fascinante es el tema, y perfecto es el resultado de su adaptación al cine.

La película va sobre un hombre que un día empieza a sufrir pesadillas y cae en un síndrome de paranoia. Su entorno es el ideal y sin embargo no le puede ayudar: una esposa dedicada y una hija con sordera. El hombre vive para su familia y el día a día es afectado por señales que él mismo no sabe manejar. Su sanidad mental se ve amenazada por una serie de sueños que no le permiten dormir: gente como zombies que le atacan a él y a su hija, una esposa con un cuchillo en la cocina, su mejor amigo le ataca con un hacha. Dichos sueños le llevan a sospechar entre dos posibilidades: la premonición o la locura. Al no poder canalizar lo que le ocurre se convierte en un hombre encerrado en sí mismo. Su familia se aleja. Pierde sus amigos. Pero él continúa valorando lo imposible. Llega a construir un refugio que le pueda proteger de la tormenta que es denominador común en todos sus sueños. Pero es un hombre que no está seguro de que le ocurre y esto le lleva a pensar en la posible esquizofrenia heredada de su madre. Como espectadores tenemos todos estos elementos posibles. Acompañamos a su familia a averiguar que demonios le ocurre. Solo puedo decir una cosa: este hombre puede estar volviéndose loco, pero siempre tendrá la razón. Cualquiera que sea su decisión nos afecta. No es un mesías pero es lo más parecido que puede haber a un predicador moderno.

Take Shelter es una película independiente dirigida por el notable y escondido Jeff Nichols. El valor más claro de la película puede perfilarse en su actor principal Michael Shannon, quien interpreta su rol como nadie pudo haberlo hecho. Este es un actor que se sabe meter en un rol e interpretarlo convencido de que no lo está haciendo. Es mucho más importante que una actuación de método. Es identificarse en un 200% con un papel y poder visualizarlo. Shannon estudia el personaje y explota con calma cada escena. Este hombre está siendo atacado por él mismo y por elementos en su mente. Pero se queda callado. Sin embargo, sabemos que está sufriendo. Sus expresiones son claves. Difícil imaginar como este excelente actor no fue nominado al oscar este año, cuando es claro que fue la mejor interpretación del 2011. Estoy seguro de que si hubiese sido nominado, la escena que hubiera servido es esa escena clave en la cena cuando se rebela ante el resto de la población que le tilda de loco. El hombre no admite su locura pero si amenaza con lo que ocurrirá. Una escena fuerte e importante como ninguna otra en la película. Añadimos el rol de Chastain (esta es la chica que ha aparecido en TODAS las películas de este año) quien con su personalidad sumisa pero fuerte en momentos claves, acompaña al hombre pero también conserva lo real y “down to earth” del asunto.

El filme descansa sobre los hombres de sus principales actores pero también es soportado por un guión inteligente, fresco pero amenazante. En todas las escenas se maneja el compendio de posibilidades. Esto se lleva al extremo con talento. Su director, también escritor, conoce el tema y lo lleva por el camino que él mismo elige. El final es ambiguo pero claro en intención. Es lógico (y esta es mi interpretación) que existen dos caminos posibles: o formamos parte de la paranoia en masa del hombre o realmente predijo un desastre. Cualquiera que sea la posibilidad, nunca se fija en una. Y existen muchas teorías de que fue lo que ocurrió. Pero la más cierta y clara es la que cada quien pueda pensar. Es precisamente lo que aprecio del filme. Está hecho para que cada quien pueda visualizar la salida posible al problema. No importa lo que ocurra. El hecho es que la mente del hombre logró lo que se propuso. Con esto, nos logra convencer de su emulación como una especie de Noé bíblico. Y es una comparación osada pero válida

Decir que Take Shelter está bien hecha es decir poco. La película se coloca y se fija sobre los cimientos de las películas ambiguas. Pero también debemos considerar la importancia en análisis que el filme puede explotar en cada uno de nosotros. Ciertamente que es un filme que se ayuda a sí mismo utilizando un ritmo poco frenético pero si oscuro. Necesitamos llegar al final para saber que ocurrirá. Es predecible luego de unos minutos, pero la interpretación de cada uno es un placer que el director se jacta de relucir. El sabe que estaremos pensando en el filme por mucho tiempo. No respeta código de ética para quienes cuentan este tipo de historias semi apocalípticas, y es que siempre existe la posibilidad de creer en el mundo científico y descartar el talento extraordinario del hombre. Sin embargo, el indicio está ahí. Luego de varios días en los que pensé en la película por varias horas, me doy cuenta de que las pistas son demasiado claras para ser descartadas. Los sueños. Ellos son la clave.

Take Shelter es un filme excepcional que me atreví a meter en esta exclusiva lista luego de varios días en los que pensé que no había razón que no me lo permitiera. Cuenta con todos los elementos para ser una película completa. Pero ¿por qué no le di 4 estrellas y lo dejé así? Precisamente porque lo subjetivo reina acá. Es un filme que nunca olvidaré y que no me esforzaré en hacerlo. No quiero que se salga de mi mente la interpretación de Shannon, no quiero olvidar que el director me manipula y posiblemente me meta en el asunto o que me avisó sobre el final inminente. La importancia de una buena muestra cinematográfica radica en lo trascendental que es en los sueños de cada uno de nosotros. Pesadillas generó este filme, y esto es algo que pocos filmes han podido lograr. Relevante o no para ustedes, esto es algo que hace que piense dos veces antes de sacar a un filme de una lista en la que merece estar. Su historia envuelve, sus actores me hacen creer, pero el valor de su puesta en escena me hace decir que es una película que me hubiese encantado hacer como director wannabe que soy.

Un trailer

Excelente secuencia de un sueño

Entrevista con el director

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: