Gran cine: We Need To Talk About Kevin de Lynne Ramsay

Espectacular filme sobre la relación entre una madre abnegada y un hijo que representa el mal.

Dirigida por: Lynne Ramsay.

Producida por: Jennifer Fox, Luc Roeg, Bob Salerno.

Escrita por: Lynne Ramsay, Rory Stewart Kinnear.

Protagonizada por: Tilda Swinton, John C. Reilly, Ezra Miller, Jasper Newell, Rocky Duer, Siobhan Fallon Hogan.

Año: 2011.

País: Estados Unidos, Reino Unido.

Duración: 112 minutos.

“El mal no es algo sobrehumano, es algo menos que humano.”

Agatha Christie

La maldad ha tratado de ser retratada en el cine unas cuantas veces. Pero pocas películas logran visualizarla como algo natural y algo posiblemente nato. Es tan terrible el solo pensar en eso que ni la cultura ha logrado aceptarla como parte posible de un ser humano. La violencia la acompaña en todo momento y con frecuencia se desvía la real fuente de tan terribles acciones. Todos podemos ser violentos, pero ¿malos? Realmente no lo creo. Tenemos la posibilidad de convertirnos en seres malignos si algo nos lleva, si hay factores que puedan afectarnos lo suficiente. Pero insisto, el 1% de los casos conlleva una maldad con la que se nace y l0gra expresarse en cierto punto de la vida. We Need To Talk About Kevin es una película cuyo objetivo es convencernos de que la maldad existe en el mundo y está en un estado perenne de excepción para un día sorprendernos con vertientes imposibles pero reales.

La película nos regala un vistazo a una mujer que es víctima de rechazo social por un pasado oscuro del cual obviamente no quiere recordar y sin embargo le es imposible dejar de hacerlo. Esta mujer no puede conseguir trabajo con facilidad y todos los días es víctima de ataques por habitantes del pueblo en donde vive. Estos ataques implican varias formas, pero quizás la más notoria es cuando llenan su casa y carro de una pintura roja alegórica a sangre fresca. Abnegada ella comienza a limpiar la sangre, como limpiando su pasado. Este pasado oscuro es demostrado por flashbacks. Nos muestra lo exitoso de su vida anterior. Lo desenfrenado de todo. Todo hasta que un día es embarazada en una de sus aventuras. Por más trágico que sea esto, se convierte en la esposa de este hombre que ha decidido dejar su pasado por cuidar a su nueva esposa e hijo. Desde que nace Kevin, el rechazo de la madre es obvio. Ella no es feliz. Pero el intento tiene mérito. Sin embargo, Kevin es un niño que no habla con su madre, no interactúa. Todo es con su padre. La manipula en todo momento y transforma la situación para que ella no tenga compasión de él y llegue a maltratarlo por desesperación. Se nota que es un chico con problemas de actitud y malcriado. Pero lo impactante de la situación es que es consciente de todo el daño que puede estar haciendo. Su madre es quien nota todo esto. Con los ojos abiertos en todo momento y sin hablar, detalla el desarrollo de un niño malo y sobre el cual no tiene ninguna influencia. Todo hasta que llega un nuevo bebé y el estándar de Hollywood podría llevarnos a que el joven le haga daño al bebé. No contaré lo que ocurre, pero no siempre las cosas ocurren porque deben ocurrir. La madre sigue viendo (al igual que el espectador) que Kevin solo demuestra maldad hacia su madre. Su verdadera naturaleza es demostrada hacia quienes lo observan en todo momento. En un momento crucial se unen los eventos actuales de una familia destruida con este pasado. Dicho momento es dorado y único. Pero lo más importante del filme es que su naturaleza de soporte es clara y necesaria. Como espectadores somos testigos del momento de madurez en Kevin y de la actualización en actitud de su madre. Ella sabe quien es. Es su madre y como tal, siempre debe estar con su hijo.

El filme, dirigido por Lynne Ramsay, está protagonizado por Tilda Swinton en lo que es su mejor rol hasta la actualidad. En lo que lleva de carrera la actriz ha demostrado versatilidad y ambigüedad con personajes fuertes y complejos. Aquí nos regala el performance para el cual siempre fue hecha. Lamentablemente es un personaje duro atacado por demonios. Pero el rostro perfecto de Swinton nos prepara en todo momento para la renovación de espíritu y la desconocida razón por la cual desea salir en dirección hacia adelante. El descanso no es permitido en esta película y Swinton acepta el rol como una verdadera experta. Ezra Miller interpreta a Kevin con una dureza admirable. Es un personaje oscuro y que solo pudo haber sido interpretado por alguien que conociera el rol como Miller. Posee el personaje y lo matiza con una rebeldía planificada.

El filme está construido con una inteligencia increíble. Sabemos que es un filme fuerte y perturbador. Pero esto es ligero para digerir en comparación con la historia. La directora sabe cómo hacernos soportar todo lo que ocurre mediante el uso de una historia dinámica y basada en simbolismos válidos que hacen de la película una verdadera joya. El uso permanente del color rojo como un factor determinante en las escenas es algo que no vemos lo suficiente y que representa mucho sobre un director de arte. Y es que el color rojo está presente en cada altibajo y cada escena tranquila. Envuelve a la madre como ese pasado terrible que tanto le afecta. Desde un inicio claro de violencia sexual hasta un final clave y pesimista que no resuelve nada que no sea seguir adelante. La historia no tiene una cronología clara pero demostrar no hace falta. El diseño del guión y las divisiones son suficientes para hacernos entender una historia que no queremos entender sino que simplemente necesitamos que pase para poder terminar la tortura. Es un filme difícil de ver pero transparente en estilo.

We Need To Talk About Kevin podría considerarse un ejercicio en adaptación de un trabajo literario al cine. Pero yo lo veo como un bypass claro de lo literario hacia lo cinemático de una historia que no todo el  mundo se atreve a contar. Es lo osado del filme lo que sorprende. Pero es bien admirable el hecho de que la directora se haya tomado la molestia para sobrepasar la calidad de una buena historia con una espectacular puesta en escena que demuestra lo interesante de una visión diferente a una historia que lidia con el tema universal de la maldad y todo lo que ella puede causar. El resultado al final siempre será el mismo: el chico será malo. Pero realmente si nos ponemos a pensar en cual es su trasfondo, entonces podríamos llegar un análisis más profundo y necesario. ¿La madre lo quiere o no? ¿Es importante? ¿ Por qué? Son preguntas que un buen debate sobre la película podría responder.

We Need To Talk About Kevin es el filme más importante del año en materia de filmes independientes. Con él se confirma lo que siempre he expresado en cuanto a premios: Las academias de cine valoran lo mainstream y lo que no es simplemente se descarta porque se muestra demasiado arriesgado para que se manche lo puro. Es el mismo caso de Seven y su naturaleza perversa que hizo que no fuera nominada a mayores premios (como mejor película). Son filmes como estos que no logramos olvidar ni que lo intentemos. Les dejará con  ganas de pensar si quieren tener hijos o no.

MG me dice que filmes como estos no le gustan. Y yo le pregunté el por qué. Su respuesta fue sencilla: no me gustan porque son demasiado fuertes. Pero indicó que esto no quería decir que fuera un filme mediocre. Es solo que el resultado es impactante y revuelve sentimientos que no siempre tenemos presentes al ver una buena película. Es la idea perfecta de un filme que termina por ser una cultura. We Need To Talk About Kevin no tiene escrúpulos. Es la película más impactante que verán en mucho tiempo.

Una obra maestra.

Un trailer

Entrevista a Ezra Miller

Entrevista con la directora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: