Crítica cine: Mr Popper’s Penguins (2011)

Un hombre recibe una herencia en forma de pinguinos malcriados. Desperdicio.

Dirigida por: Mark Waters.

Protagonizada por: Jim Carrey, Carla Gugino, Angela Lansbury, Madeline Carroll, Maxwell Perry Cotton, Clark Gregg, Philip Baker Hall.

País: Estados Unidos.

Género: Comedia.

Duración: 94 minutos.

Jim Carrey tuvo su momento. Al menos todo el mundo lo dice. Pero mi opinión es que ese momento nunca termino. Es un comediante nato que si bien no hace reír a todo el mundo, tiene momentos en los que puede causar lagrimas en los ojos con tan solo hacer una mueca. Es también un buen actor dramático. Pero inclusive con esta premisa, el actor no termina de ser aceptado como un actor “serio” de comedia. Me he dado cuenta de que se trata del tipo de películas que hace. Se fija en hacer películas familiares, de un tono de comedia ligero e inofensivo y esto no le va bien. Necesita tener un amplio campo de vulgaridad para poder soltarse. Pero todo el mundo aprende, y este también ha sido el caso para el actor, quien esta vez hace una película en donde hace bien las cosas pero lamentablemente no es suficiente para evitar la debacle de una pésima historia.

En la película (basada en un libro homónimo infantil) Jim Carrey a Tom Popper, el cual es un hombre que se basa en la absoluta creencia de ser el mejor para poder mantenerse en su trabajo. Tom es un hombre pulcro en su casa y detallista que raya en búsqueda de perfección. Su matrimonio se ha disuelto con el tiempo y ve a sus hijos muy poco tiempo. Pero Tom tiene un pasado diferente. Su padre era un aventurero que vivía de la sustancia de la vida y le fue pasando esto a Tom. Un día Tom recibe un paquete en su casa. Una caja para ser mas exacto. En la caja vienen incluidos pingüinos. Eran de su padre y ahora el debe cuidarlos. Las circunstancias no son bien claras, pero automáticamente el filme se convierte en una especie de vídeo motivador para quienes no tienen propósito en la vida. Pero con mal uso de efectos especiales, villanos estúpidos y un tercer acto tan pero tan mal escrito que parece mentira que en post producción no haya sido re-filmado.

Como lo dije lineas atrás, el filme se enfoca en Jim Carrey. Y es que el actor se ve cansado y con pocas ganas de filmar algo así. Sin embargo, logra mantener el tono con cierta madurez. Pero lo que termina de destruir la historia es que los pingüinos parecieran una distracción a lo que realmente debemos ver, y eso es el cambio radical de la actitud de Tom hacia sus hijos y su ex esposa. Dicho cambio ocurre de manera implícita y es aquí donde esta el impacto. No es un libro infantil. Es una película. Y si bien es para chicos o no, nunca se debe obviar lo que se quiere comunicar. Pero si lo que se quiere es filmar una secuencia musical en la que Jim Carrey baila con los animalitos y mas nada, entonces aquí se logro. De manera infructuosa pero se logro.

Culpar a alguien por esta debacle no es algo que quiero hacer, pero siempre hay alguien a quien se debe señalar. Y esto tiene mucho que ver con la producción. Existe un gusto particular para hacer películas destinadas a los chicos. Pero esto no quiere decir que la consecuencia deba ser de mala calidad. Se debe un poco de respeto al espectro amplio de espectadores que verán el filme. Aquí se pierde con una historia blanda y totalmente absurda que no aporta mucho al final inevitable lleno de colores y sonidos lindos. Lo siento pero no fue una experiencia a pesar de un Jim Carrey maduro y completo.

Calificación: *

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: