Crítica cine: Perfect Sense (2011)

El amor entre dos personas florece mientras un virus se apodera de la humanidad entera.

Dirigida por: David Mackenzie.

Protagonizada por: Ewan McGregor, Eva Green, Connie Nielsen, Stephen Dillane, Ewen Bremner.

País: Reino Unido, Dinamarca, Irlanda.

Género: Drama.

Duración: 92 minutos.

Siempre he sido de los que piensan que si la raza humana llega a ser exterminada es por la incidencia de algún virus tan poderoso que hará que nos matemos los unos a los otros. La llegada de este virus no tendría razón fija todavía. Al menos todavía. Pero es irrelevante. El hecho es que aquello a lo que menos le teníamos miedo es lo que nos terminara exterminando. La forma de atacar del virus ha sido reflejada en el cine cientos de veces y ya sabemos cuáles son las posibilidades. Pero en Perfect Sense no se maneja un virus asesino ni se maneja ese terrible primer ataque. Lo que conocemos es un virus (al menos eso creo que es) que va atacando por donde menos lo pensamos. Ya más adelante lo contare pero por ahora solo diré que la creatividad nunca había sido tan valiosa al hacer una película.

La historia va centrada en dos personas que se conocen por las razones equivocadas. Una noche están juntos pero la siguiente no. Son solitarios por naturaleza y ambos son distraídos por lo banal y complejo de la soledad que ellos mismos necesitan. Pero un día la chica sabe de un virus misterioso que ataca a la gente de la manera más extraña posible: el sentido del oído se desvanece y los afectados ya no pueden escuchar. Increíble es cómo evoluciona y enseguida el sentido del olfato es también afectado. Ya el resto pueden adivinarlo. Pero la película no es la propia película de epidemias, militares exterminando gente ni un genio que logra la cura. La película se centra en la relación de estos dos personajes que en el rumbo de su muerte inminente son unidos por lo que sufren y juntos deben atacar los límites de la razón para permanecer sanos de mente.

El filme va encaminado sobre una corriente que nunca cambia y si bien esto logra un efecto aburrido en algunos momentos, la perspectiva se conserva como debe. Estamos viendo el declive de la sociedad por algo que ni ellos mismos entienden. No pueden pelear contra ello. El director se enfoca en la relación de dos personas pero con frecuencia damos un vistazo a ese resto que se convierte en una masa en histeria por la pérdida de aquello más personal que existe: la percepción que existe a través de los sentidos. La trama no pretende ninguna salvación y aunque es optimista por la posición romántica también es apocalíptica al mostrar esta caída del mundo. Es una combinación de visiones que nunca habría podido tomar en serio antes de ver este filme. El filme está bien escrito y filmado. Quien fotografía la película quiere intervenir más de lo necesario mediante el uso de planos extraños que no tienen nada que ver (y que generan descontento y duda en quien lo ve), pero afortunadamente este ejercicio no dura mucho y nos quedamos al frente de una historia que contada, leída o filmada, sigue siendo importante por lo original que es.

Mucha química tienen los personajes principales y colocan su completa confianza en quienes les filma. Ella, desnuda como vino al mundo, y el deprimido y desvestido de sus emociones en decadencia. Juntos logran esa luz necesaria en lo que está ocurriendo. Nuestra atención está puesta en ellos y le damos la oportunidad para que protagonicen un filme que no debería tener dos protagonistas sino que debería ser enfocado en quienes sufren la enfermedad y esos son todos. Pero se ganan la atención.

MG indica que es uno de los mejores filmes que ha visto y no podría refutarle. El filme es sumamente original e impactante. No es mi opinión la misma de ella, pero si debo admitir que quede deslumbrado por una historia que no pensé que podía ser filmada asi. Como decía antes, creo que la posibilidad del virus es tan tangible como el presente que tenemos, pero esto es mucho mas terrorífico que cualquier enfermedad que haga que se me derrita la piel y bote sangre por todos los orificios del cuerpo. El crédito se lo lleva lo pasivo y duro del virus que ataca en Perfect Sense.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: