Crítica cine: Poltergeist III (1988)

Tercera parte de la franquicia de Carol Anne, en la que la niña se muda con sus tíos a la gran ciudad y los demonios siguen buscándola.

Dirigida por: Gary Sherman.

Protagonizada por: Heather O’Rourke, Tom Skerrit, Lara Flynn Boyle, Nancy Allen, , Zelda Rubinstein, Richard Fire.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 98 minutos.

La primera fue una de las películas más importantes de la historia del cine fantástico y horror. La segunda servía para explicar hechos que no entendíamos y para afianzar la maldición de la franquicia de Poltergeist. La tercera podría haber sido lo que salvaba a la casa de Carol Anne y los Freelings. Lamentablemente fue una película destruida por quienes apreciaban demasiado la primera entrega y menospreciaron la segunda. En esta tercera entrega se completaba un ciclo que siempre oscureció un éxito inseguro. Se jugaban todas las piezas y lamentablemente pocas encajaban. En mi opinión se cierra el ciclo y la franquicia con un filme con pocas posibilidades de ser bueno (lamentablemente la producción fue interrumpida por la muerte repentina de la actriz que interpreto siempre a Carol Anne). Pero me sentí satisfecho, y viéndola por enésima vez sigo creyendo en sus efectos especiales impresionantes y el fetiche por un filme que siempre me asusto cuando era un chico.

Esta vez Carol Anne vive con sus tíos en la gran ciudad. Ella continúa con poderes psíquicos que son poco entendidos por sus maestros y desconocidos por sus tíos. Ella vive con ellos por mera casualidad (quizás por el hecho de que son millonarios y pueden darse el lujo de mantenerla como una hija más) y una noche recibe la visita de quienes la han atormentado desde siempre. Todo esto ocurre en un edificio diseñado por su tío y que resulta ser un perfecto ambiente para filmar el cierre de Poltergeist. Tangina aparece nuevamente en calidad de cameo y ayuda a la protección de Carol Anne quien desaparece para ser sustituida por otra versión siniestra y demoniaca. El final, pues feliz y accidentado.

Poltergeist III resuelve un conflicto siguiendo la misma fórmula compleja que funciono una sola vez y que esta vez es implementada con descaro por un director que no sabe mantener en balance la trama. La puesta en escena es lógica pero demasiado simple para que la trama sea considerada un factor importante. Como otros filmes de horror se basa demasiado en pequeños momentos de shock (que son innegablemente efectivos) para poder meter al espectador en un drama que no tiene mucho que dar. Curioso como esto era tan tangible en la primera entrega y aquí carece tanto y la atención se le presta a una marca que puede vender y que no es necesariamente de buena calidad.

En el aspecto técnico es un filme importante. Los efectos especiales son indudablemente admirables (esto con los espejos esta hecho de manera impecable) y esos momentos de shock causaran impacto por su rotunda efectividad. Si me llegaran a preguntar como esto puede salvar a una película no podría responderlo, solo sé que lo hace de cierta manera. Y es que tiene mucho que ver con lo que indicaba en el primer párrafo, esa vuelta al pasado en el que alquilaba películas y me topaba con esta que me mostraba escenas que me impactaban. Siempre he sido fanático del cine trash. Lo defiendo a capa y espada y esta no es la excepción.

Una vez más, les puedo confirmar que es un filme hecho para fanáticos nada más y que solo nosotros podemos disfrutarla de la manera que merece ser disfrutada: con una mente abierta. Carol Anne es nuevamente atormentada por los mismos demonios de siempre y pasa exactamente lo mismo solo que en otro lugar y con otros acompañantes. Si están dispuestos, entonces pasen adelante y disfruten otra vez de la niña que nunca creció por ser atacada por seres de otra dimensión que necesitaban alimentarse de ella. Aquí está el cierre.

Calificación: **

Un trailer

Comments

  1. Zdana Romero says:

    Lo más valorado de esa película de terror son los efectos, que en aquel entonces eran novedosos y creo que están bien logrados, a pesar de que se hizo hace años, sigue manteniendo ese hilo de miedo sobre todo ahora que sabemos todo lo que paso la producción y cosas fuera de lo común que dan miedo y la convierten en un clásico de un género que cada día va decayendo. Buena crítica!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: