Crítica cine: Lovely Molly (2011)

LOVELY-MOLLY_Theatrical-Poster

Cuando Molly y su nuevo esposo se mudan a la casa donde pasó su infancia, el pasado regresa para atormentarla y llevarla al límite de su cordura.

Dirigida por: Eduardo Sánchez.

Protagonizada por: Gretchen Lodge, Alexandra Holden, Johnny Lewis.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 99 minutos.

Es una realidad que las películas de terror no pueden “vivir” (o “sobrevivir”) solamente dependiendo del ambiente que crean. Tiene que haber una especie de entrega final de un producto que siempre esperamos. Claro, hay excepciones. Estas excepciones generalmente definen una época, un género, o constituyen joyas dentro de la serie monótona de una industria en la que cada día creemos más pero que cada día vende más. Pero cuando se une ese ambiente obscuro con un producto final, se arriesga a que, como espectadores, esperemos más de lo que se nos promete. Obvio que un buen guión siempre resulta bien. Con Lovely Molly quienes filman saben que historia quieren contar. Desde un principio saben qué le ocurre a Molly y así mismo lo proyectan, o al menos lo intentan. Quería que me gustara la película. Pero no fue suficiente. Lo siento pero no fue así. Al final sentía que había visto un intento, más que un producto.

La película va sobre Molly, una chica recién casada que se muda a la casa donde creció. Junto a su esposo intenta construir una vida nueva luego de desenfreno que está implícito en un pasado que no se explica mucho. Pero más que su pasado, su niñez todavía tiene efectos sobre ella. El reencuentro con ese recuerdo le hace despertar el instinto de tratar de entender una niñez llena de abuso sexual, misterios y secretos. Al final, Molly se convierte y cuando digo esto es porque realmente se convierte. No explicaré más porque no hago justicia y porque ciertamente la película está planificada para nunca dar respuestas. Interesante es que disfruto de este tipo de filmes en los que no hay demasiadas explicaciones y la posibilidad es lo que mueve el gusto posterior de una historia y la discusión entre quienes la entendieron supuestamente. Pero acá no hay suficiente misterio como para poder borrar un desastre editado en formato de película de horror.

El problema básico es que el espectador debe digerir un montón de hechos para poder entender a Molly y por lo que ella está pasando. Obviando el hecho de que nunca sabemos si ella alucina o realmente ve fantasmas, el tema central es una niñez que desde un principio se pinta como algo que modela a Molly para que reaccione hacia el cambio que ella misma vive. En la película todo está manipulado para que ella despierte un instinto asesino escondido que es motivado por el miedo. Así lo entendemos y estamos dispuestos a aceptarlo. Sin embargo, el problema con la película es que de principio supone que nos encontramos sentados desde el punto de vista de Molly. Si de una vez, descartamos cierta explicación, nos desvíamos y nos confundimos por la falta de aclaratoria. La película se enfoca demasiado en mostrar a Molly como un asesino/víctima, y ahí se pierde la perspectiva de la narración en tono del género.

No está mal dirigida. Al contrario. Es un filme sumamente bien ambientado por su director Eduardo Sánchez. El director cuida los detalles que pueden de cierta manera hacernos desviar la mirada de todo lo que pasa. Nos mantiene en tono. El problema es que el relato nunca va sobre un camino lógico ni coherente. Los personajes hacen cosas absurdas en vez de hacer lo que llevaría a un retrato semi realista de una crisis que es mucho más común de lo que parece. No digo que haya una Molly en cada esquina, pero la posibilidad está ahí latente. La película sólo se salva por un final incierto y porque deja todo abierto. Es original en este aspecto y así mismo la aceptamos.

La actuación de Gretchen Lodge como Molly está perfecta. La actriz nunca sobreactúa y se limita a perfilar una personalidad ambigua. Es una película de carga dramática indiscutible y que siendo parte de un género cuestionado, se maneja bastante bien en este aspecto. Creemos que lo que le pasa a Molly realmente puede pasarle a cualquiera. El elemento fantástico es adicional, poderoso y decisivo.

No es ni buena, ni mala. Es un intento que puede gustar a algunos pero a otros le parecerá insoportable. Si quieren suspenso, vean los inicios de su director y asústense con una bruja que nunca aparece en pantalla.

Calificación: **

Un trailer

Comments

  1. Carola gaete says:

    El problema con los críticos de cine, es el no entender el propósito para el cúal están escribiendo …esa lucha de egos entre uds los impide disfrutar de un arte creado principalmente para entretención ….. sé absolutamente que el cine es igualmente un arte ….y está claro al fijarnos en todo el trabajo tanto artistico, como editorial…. sin hablar de dirección y música…… pero independiente de ello …..la gente que ve éste tipo de cine, es gente común ,…personas como yo , que solo quieren un rato de entretención y dejar de pensar en el puto día que tuvieron …….entonces al buscar que ver y buscar críticas para saber mas menos que trata ….lo que no ! Queremos leer es una mierda tan pedante y pretenciosa ……y sólo saber si la peli es buena o mala ……. leí la crítica pero la vi de todos modos …..nada como tu propia opinión ….y no me equivoqué……. la peli es para quienes como yo aman el cine de terror (que ya no asusta a nadie) …lo bizarro ..lo burdo…..tu hablas de una peli con personajes actuando de manera ilógica a la situación …..te equivocas ….actuan de manera real ….como sería en gente común…… y la peli te deja de resultado una ambiguedad acorde a tu modo de ver las cosas …..

    • Federico Furzan says:

      Parece mentira pero en vez de dar argumentos para refutar mi opinión, insistes en criticar a los críticos de cine. Eso te da poca credibilidad. Pero supongo que no es lo que buscas.

      Saludos,

  2. En serio eres crítico de cine Federico ¿?
    Bueno, con razón los críticos de cine tienen fama de lo que tienen, tu sabrás de que y tú me dirás….
    En todo caso yo vengo regresando de ver la de No respires, la cual me salió bien cara porque según es sala platino y “un alguien” (supongo que un crítico) le da 4 estrellas y tú con trabajos y quejándote le das dos asteriscos a Lovely Molly ?
    La verdad es que es una película muy buena, no es ilógica, que por cierto, esa palabra es la menos aplicable al género de terror o dime, que película de terror tiene lógica?
    Además quien hace a Molly esta entrañable, no sé porque negarlo.

  3. Qué patético, pero si las películas de terror nunca tiene lógica para gente que no les gustan, más bién a gente como tú sólo les gustan de suspensos… si quieres una película de terror con cosas lógicas…pues no las hay…deberías de tener más imaginación jovencito…

    • Federico Furzan says:

      Creo que saben bien a qué me refiero cuando hablo de imaginación.

      Es increíble el sentido de ofensa que despierta esta reseña.

      ¿Acaso no han visto más películas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: