Crítica cine: Django Unchained (2012)

Django desencadenado - django-unchained-poster cadena largo

Con la ayuda de un caza recompensas alemán llamado King Schultz, Django, un esclavo “libre” inicia un viaje para liberar a su esposa quien está bajo el poder del dueño de una plantación en Mississippi en 1858.

Dirigida por: Quentin Tarantino.

Protagonizada por: Jamie Foxx, Christoph Waltz, Leonado DiCaprio, Kerry Washington, Samuel L. Jackson, Don Johnson, Walton Goggins, Dennis Christopher, James Remar, David Steen, Laura Cayouette, Ato Essandoh, Michael Parks, Quentin Tarantino, Tom Savini, Zoë Bell, Jonah Hill.

País: Estados Unidos.

Género: Western.

Duración: 165 minutos.

Tarantino lo hace otra vez. Una vez más el director produce una película antagónica y nos presenta un lado de la historia que necesitamos. Un lado diferente y manipulado que nunca pudimos prever y ahora lo tenemos en forma de homenaje a un cine de época que se presenta como un western modernista, pero es mucho más que eso. Es una película de venganza sobre la esclavitud escrita y dirigida por el chico malo de Hollywood, Quentin Tarantino.

Antes de empezar el análisis, veamos de qué trata Django Unchained. La película retrata la historia de Django (Jamie Foxx), un esclavo que en 1858 le es dada una oportunidad para vengarse. Una noche mientras es transportado por un par de hombres que le han comprado, Django es liberado por King Schultz (Christoph Waltz) quien es un caza recompensas que necesita que Django le apunte la ubicación de hombres buscados por la ley. La relación entre ambos se convierte en la ideal, y el dúo deberá enfrentarse a quien esconde a la esposa de Django, el poderoso Calvin Candie (Leonardo DiCaprio) para liberarla y así empezar una vida como gente libre.

A ver, explicar lo que representa Django en un post es difícil. De hecho el poder resumir la trama es sumamente fácil considerando que no mucho ocurre. El cómo Tarantino nos lleva a un desenlace es lo que llama la atención en sus películas. Tarantino usa una especie de poesía sucia para poder relatar  una historia increíble sobre un hombre que quiere ser libre, pero que lo que más desea es estar con quien ama. No lo motiva la necesidad de venganza pero en su búsqueda, Django aprende a descontrolarse y a ser más meditador sobre lo que quiere. Y se da cuenta de que la venganza es el único resultado posible de una lucha que no tiene sentido pero debe existir. De hecho, Tarantino se limita a mantener a Jamie Foxx en un rol realista sin un cambio notable de personalidad adecuado a la situación. Django es y será esclavo hasta el último momento en el que pueda vengarse de quienes le han hecho daño a él y a su esposa.

La historia de Django está inspirada en la mente retorcida de Tarantino quien no tiene límites a la hora de romper el paradigma social de una sociedad purista que ve la historia siempre como algo lindo que debe ser estudiado en la escuela. Tarantino se da el lujo nuevamente (como en Inglourious Basterds) de presentar su opinión sobre la época de los negros y el nacimiento del Klu Klux Klan, sobre las plantaciones y las torturas, sobre la represión. Todo esto ya lo hemos visto en otras películas. Pero el género “Tarantinesco” tiene cabida acá (y al parecer en todo lo que quiera el excelente director). La película tiene “SARCASMO” escrito en todas sus secuencias y la presencia de personalidades como la de Schultz es algo que siempre estamos dispuestos a aceptar por el bien del disfrute de la historia. Su lenguaje es absolutamente absurdo. El carruaje en el que anda es absurdo. El aceptar a un compañero negro era totalmente absurdo. Tarantino presenta esto como emblema práctico para una película que no necesita ser entendida pero sí necesita ser aceptada como algo diferente.

La presencia de Waltz es totalmente placentera porque de cierta manera repite el retrato de un personaje sádico. Mucho más humano pero sádico. Sigue siendo sarcástico por excelencia. DiCaprio es quien más llama la atención durante la película. En cada una de las escenas, el actor juega entre la explosión de personalidad y la inocencia de un personaje millonario que siempre lo ha tenido todo. Si hay algo que podría preguntarle a Tarantino algún día es “¿dónde está el resto de rodaje con el personaje Candie?”.

Si hay algo que debemos resaltar de Tarantino es que tiene elementos típicos pero que siempre son representados de manera diferente: la música que no tiene sentido colocar en cierta escena pero que siempre funciona, la cinematografía a lo Kubrick que puede deslumbrar a cualquier estudioso de la técnica (tomen en cuenta que Tarantino nunca estudió cine, solamente vio películas hasta cansarse), la conversación que precede a la violencia. Acá todo esto es utilizado nuevamente y no cansa. Sabemos que veremos una película de Tarantino por lo que no puede resultar inesperado el estilo. Lo que sí resulta inesperado para fanáticos es la sustancia. El director nos sorprende nuevamente a quienes le adoramos.

Gracias por reescribir la historia Tarantino.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Comments

  1. Daniela Campos says:

    Me encanta esta película, a pesar de tratarse de una película que refleja un tema fuerte como lo es la esclavitud , me gusto la cinta de Quentin Tarantino Django,aunque maneja muchas escenas cargadas de sangre, de disparos y de pelas que deja cierta moraleja sobre estos temas polémicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: