Crítica cine: This is Spinal Tap (1984)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Documental ficticio sobre Spinal Tap, una banda de heavy metal conformada por músicos talentosos pero bastante tontos.

Dirigida por: Rob Reiner.

Protagonizada por: Michael McKean, Christopher Guest, Harry Shearer, Rob Reiner, Tony Hendra, R.J. Parnell, June Chadwick, Bruno Kirby, Ed Begley Jr., Fran Drescher, Fred Willard.

País: Estados Unidos.

Género: Comedia.

Duración: 82 minutos.

Describir This is Spinal Tap no es tarea fácil. Generalmente lo hago en el segundo párrafo pero esta vez lo haré diferente, tal y como es la película. El filme es un mockumentary sobre una banda de heavy metal de los 80 que simplemente no son exitosos. Tienen buena música pero no son exitosos. El acercamiento a la banda está hecho de manera objetiva por un supuesto director de documentales (el genial Rob Reiner) quien desea hacer un documental sobre la banda y termina filmando lo que es la crisis y el fin de la misma. Con entrevistas, crónicas sobre fiestas, conciertos, y peleas, el director hace el montaje de una crónica sobre un final que vino demasiado rápido. ¿Ah y mencioné que es todo en formato de parodia?

This is Spinal Tap es una película que no tiene razón para ser exitosa y sin embargo es una de las mejores comedias de la historia. Su capacidad de mostrar el lado absurdo de la vida del rockero que ya pasó de moda está maximizada por tremendos actores que uno podría decir que se tomaron el rol muy en serio. Es otra de las virtudes. Nos creemos el cuento y le damos ese beneficio a la película para que nos deslumbre con una banda ridícula pero talentosa. Sus músicos principales David (Michael McKean), Nigel (Christopher Guest) y Derek (Harry Shearer) tienen personalidades diferentes pero son monstruos creativos a la hora de componer. Lo lamentable es que la actitud de rockstar de cada uno (sobre todo de David y Nigel) hace que la banda se vuelva un desastre.

Hasta ahora analicé la película como si fuera algo real. Pero lo que nos llama la atención del filme es que siempre mantiene la premisa. De hecho sus actores principales tuvieron que aprender a tocar guitarra y a cantar. Adicionalmente salieron de gira como Spinal Tap, como si la banda fuera real. La división entre lo real y la parodia es fina en la película. Y una razón más para disfrutarla.

Le tomé cariño a Spinal Tap. La banda es demasiado absurda para no quererla. Sus músicos son tan excéntricos que es imposible no adorarlos. Hay momentos claves de la película que nos permiten llevarnos a esa época y burlarnos de lo ridículo de algunas personas que creen que son más que otros solo porque son músicos. Y todo cae en su momento. Uno de los momentos claves es cuando la banda se pierde en camino al escenario y deben demostrarle el orgullo a las cámaras (principalmente Guest haciéndole gestos obscenos a la cámara); es una secuencia tan original y tan primordial para la época que es difícil pensar que esto no le haya ocurrido a alguna banda en su época. Otra secuencia clave es la definición de un prop para un escenario. Ya verán de que hablo.

Si pueden buscar This is Spinal Tap y verla con mente abierta, háganlo. No es una comedia normal ni sigue un patrón alguno de buen gusto. Pero disfrutarán. Este tipo de cine no se hace más. Imaginen un sketch largo de Saturday Night Live. Ahora añadan cameos de comediantes. Ahora añadan heavy metal. Ahora añadan el talento innegable de tres actores que necesitamos hoy en día.

¿Listo?

Bueno ESO es Spinal Tap.

Calificación: ****

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: