Crítica cine: Mama (2013)

mama-poster1

Un par de niñas son abandonadas en una cabaña y su tío no para de buscarlas, hasta que cinco años después las encuentra viviendo como animales salvajes. Las rescata, pero puede que las niñas no estén solas.

Dirigida por: Andres Muschietti.

Protagonizada por: Jessica Chastain, Nikolaj Coster-Waldau, Megan Charpentier, Morgan McGarry, Isabelle Nélisse, Maya Dawe, Daniel Kash, Javier Botet, Jane Moffat.

País: Canada, España.

Género: Horror.

Duración: 100 minutos.

El cine de fantasmas hoy en día está tan pasado de moda que ya ni lo vemos. Es difícil encontrar un filme de terror que no tenga que ver con posesiones demoníacas, asesinos en serie, adolescentes grabando con sus cámaras que se meten en sitios equivocados, etc. Pero ¿donde quedaron las historias de fantasmas? ¿donde quedó el miedo a la oscuridad por los monstruos que en ella se alojan? Mama es el último filme producido por Guillermo del Toro quien puede ver talento donde nadie más lo ve. O simplemente cree en las propuestas. Andres Muschietti era un don nadie que un día hizo un corto de tres minutos que del Toro vio y quedó sorprendido. Hoy en día está en boca de varios puristas del género que admiran la confección del filme y su estilo visual. Yo digo que simplemente es una buena historia de fantasmas.

Desde que Mama está siendo promocionado quise evitar los trailers. Solo vi uno que otro still pero nunca pasé de ahí. Quienes me conocen saben que evito. Ahora me agradezco a mí mismo que tengo esta costumbre. Mama es un tren visual que sirve mejor si sorprende. Con haber visto trailers, la sorpresa hubiese sido nula. Pero desde que inicia el enigma que la película pretende, uno se encuentra a la expectativa. La línea narrativa está perfectamente diseñada para que cualquier cosa pueda pasar, y aunque la trama revele demasiado en sus primeros minutos, considero que es una preparación extrarordinaria para un filme que no rompe esquemas, pero sigue siendo una excelente propuesta.

La película cuenta la historia de dos niñas que son llevadas a una cabaña en el medio del bosque por su padre quien claramente ha sufrido un colapso nervioso. Por circunstancias que no voy a revelar acá, las chicas se quedan solas, y después de cinco años las encuentran. Su tío, hermano de su padre, nunca dejó de buscarlas y él junto a su novia, debe empezar a cuidar a las niñas quienes viven como unas salvajes, y se encuentran emocionalmente custodiadas por Mama, alguien que las cuidó durante su estadía en la cabaña.

Decir más sería traicionar a mis seguidores.

Mama está atada a un cliché. Es algo que no podemos dejar de afirmar. Pero su historia es lo suficientemente original y su estilo visual es lo suficientemente poderoso como para decir que es más de lo mismo. Además una película que se promueva de una manera y en los primeros cinco minutos revela su verdadera naturaleza vale la pena en su totalidad. La historia juega entre lo posible y lo estándar del género. Pero nunca hace caso a lo que suponemos. Muestra de esto es una final demasiado ligero si lo comparamos con el resto de la película pero justamente es el final que el escritor siempre vio para la película y se lo respetamos. Además, es oscuro y solo por esto le otorgamos los aplausos.

Punto adicional para hablar sobre la carga visual de la película. La cinematografía está explotada en todo momento para el filme que depende mucho del ambiente que previene una situación. El juego con las sombras, los movimientos de la cámara sobre el punto visual de los personajes, y la puesta en escena en general es algo que es digno de expertos. Los efectos especiales están sutilmente conservados para algunos momentos, y es importante subrayar el trabajo genial de quienes diseñan a la “criatura”. Un gran referente a la saga de Rec aparece acá y cuando lo vean se acordarán de esta reseña. No todo es CGI. El uso interesante de sonido editado con la música es algo que aporta muchísimo al ambiente (esa canción de cuna…). Debo resaltar que la película contiene una escena de sueño/pesadilla que te va a poner piel de gallina con tan solo verla.

Mama me hace creer nuevamente en que la fidelidad por lo clásico a veces genera buenos resultados, y solo con esto merece mi apoyo. Además, tenía tiempo sentir miedo al solo ver una película, y este sentimiento lo necesito de vez en cuando.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: