Crítica cine: The Master (2012)

The-Master-poster

Un veterano de guerra regresa a casa emocionalmente destruido y se une a un culto llamado La Causa.

Dirigida por: Paul Thomas Anderson.

Protagonizada por: Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams, Ambyr Childers, Rami Malek, Laura Dern, Madisen Beaty.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 143 minutos.

Criticar una película como The Master es una tarea muy difícil. Sabemos que estamos al frente de una película muy bien hecha, con actuaciones increíbles, dirigida por un maestro del cine moderno, y escrita para causar impacto emocional. Pero ¿es una excelente película?

La película va sobre un hombre que regresa de la guerra muy marcado emocionalmente. Probablemente su depresión y alcoholismo lo están llevando al borde de la muerte cuando conoce a miembros de una secta llamada La Causa (algo parecido a la Cienciología, en la cual, según Anderson, la película no está basada). Este encuentro es esencial para que el hombre consiga un motivo, una razón. Su jefe carismático (a quien todo el mundo llama Padre y quien está interpretado por un increíble Philip Seymour Hoffman) toma a este hombre destruido y lo convierte en un ser importante dentro de la secta. La fascinación de ambos por el uno y por el otro es el eje principal de una película que nunca da muchas explicaciones y simplemente se basa en el hecho y en el poder de una decisión. No hay necesidad tampoco de explicar lo que es La Causa ya que tenemos tantas sectas parecidas en la realidad que no es difícil comparar.

El poder de La Causa es cuestionado por muchos. Lo interesante es que muchos ya ni parecen seres humanos y solo parecen robots siguiendo órdenes de un hombre. Nuestro veterano de guerra es el ser más humano que puede haber. Sus emociones son claras pero distorsionadas. En un tercer acto desordenado y claramente intencionado para que sea de esa manera, cuestionamos las decisiones de un hombre que fue débil y que ahora debe ser inteligente para poder salvar su vida. The Master resume una época difícil de entender; una guerra había devastado a una población y muchos volvieron con promesas y encontraron traición. Solo uno de ellos, nuestro protagonista, encuentra una razón de vida: el culto por un hombre que dice ser más poderoso que otros.

El cine sirve para contar historias. No importa el tipo de historias, siempre hay oportunidad de hacer bien las cosas si tan solo imaginamos bien. Si Paul Thomas Anderson hubiese imaginado a una audiencia frente a él mientras hacía The Master la película hubiese sido diferente; el director suele realizar grandes producciones de una gran carga dramática con escenas largas, planos fijos y una gran confianza en sus actores y el guión. El director no se equivoca esta vez. Escribe una película muy buena y se apoya en un actor tan esencial como lo es Joaquin Phoenix para poder contar la historia; el actor improvisa y se transforma para el rol. Pero el director no selecciona un eje dramático crucial para el poder de la historia. Esta vez la ambición por lo técnico y por lo estético lo lleva lejos de hacer una película personal y humana y se apoya en la cámara nada más para contar algo que es humanamente destructivo: el poder de un culto y una secta. Nadie dice que esto está mal. Al contrario, e insisto, The Master es una película muy buena que trata sobre un tema especialmente polémico. Pero no es la típica película de Paul Thomas Anderson.

La discusión siempre estará vigente y quizás mi opinión cambiará cuando la vea otra vez. Sé que The Master es una gran película pero simplemente ahora no fue el momento de apreciar lo que ella representa. Por esto no tiene más calificación, pero igual la recomiendo como una pieza magnífica sobre la obra de un hombre que actualmente tiene millones de seguidores (por favor, es claro que hablamos de la Cienciología). Paul Thomas Anderson no filma una obra maestra pero filma una película hermosa sobre una historia que siempre estuvimos pendiente de escuchar.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: