Crítica cine: Re-Animator (1985)

re-animator-poster

Estudiantes de medicina juegan a revivir muertos y las cosas no salen bien. Película de culto de los 80’s con elementos de gore, comedia/horror, y Jeffrey Combs.

Dirigida por: Stuart Gordon.

Protagonizada por: Jeffrey Combs, Bruce Abbott, Barbara Crampton, David Gale, Robert Sampson, Al Berry.

País: Estados Unidos.

Género: Horror, comedia.

Duración: 86 minutos.

Si me preguntaran el por qué estoy calificando tan alto a Re-Animator, la respuesta sería en forma de titubeos. Me cuesta defender una película que no tiene elementos positivos y sin embargo me hace sentir bien. Tiene mucho que ver con el hecho de que el género es uno de mis favoritos y por lo tanto no todas las películas las veo igual; me gusta defender el cine que es malo a propósito. Muchas veces lo obvio toma ventaja y no puedo proteger la mediocridad. La creatividad es un emblema fácil de defender y es por ello que existe un sentimiento de satisfacción al terminar de ver Re-Animator. Trataré de explicar.

La película es una reimaginación de una famosa historia de H.P. Lovecraft. En este caso, la historia va sobre estudiantes de medicina que por razones absurdas intentan revivir a muertos mediante el suero que uno de ellos ha creado. El tema es que por accidente se muere el decado de la universidad (y padre de la novia de unos de los chicos) y ellos lo reviven. Es obvio que a partir de ese momento las cosas no salen bien. Otro profesor ambicioso se quiere hacer dueño de la fórmula mágica y las cosas tampoco salen muy bien para él. Al final tenemos redes de zombies, fuerzas sobre humanas e intestinos en forma de tentáculos de pulpos gigantes. Re-Animator es una película que sirve para pasarla bien, con cervezas incluidas. Es una muestra de que el cine sirve para entretener y de que no todo debe ser tomado en serio.

Cuenta con un espectro amplio de efectos de maquillaje innovadores para la época y que acá se usan para causar shock. Increíble pero en algunos momentos puede ser muy tenebrosa para algunas personas. Pero por otro lado tenemos a gatos asesinos que casi vuelan de lo rápido que son. No hay atención a detalles técnicos en Re-Animator. Se trata solamente de llevar a la pantalla lo que un director con visión de entretenimiento quiere mostrarnos a los espectadores sedientos de gore y sangre. Es importante también que el director nunca muestra límites en mostrar.

Jeffrey Combs es un elemento sumamente importante en la película. El actor se encasilla en un rol que nunca abandonará. Es el personaje tenebroso pero bueno que toda película de horror de los 80’s tiene, solo que esta vez es el eje principal de la película sin querer serlo. No es el protagonista principal y su personaje desaparece de manera incierta (obvio que siempre se pensó en una secuela), y sin embargo, le extrañamos cuando ya no aparece y la película se enfoca en el dúo amoroso. El resto de los personajes son tan caricaturescos que es difícil verlos de otra manera. Algo curioso y que necesito destacar es que es uno de los pocos filmes que he visto en el que el policía hace lo que siempre debe hacer: huir.

Re-Animator es una película para gozar un montón y nunca debe ser tomada en serio. Si bien hay un toque gótico/siniestro que puede impactar, se subestima su poder por solo contener galones de sangre que necesita regar. Su condición de película de culto está bien dada porque no es una película habitual, y tiene un aura bastante típico del género.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: