Crítica cine: Killing them softly (2012)

killing-them-softly-poster02

Dos ladrones se meten en problemas cuando roban a alguien que no deben robar. Alguien debe instaurar orden cuando el robo mueve las bases económicas del crimen local.

Dirigida por: Andrew Dominik.

Protagonizada por: Brad Pitt, Ray Liotta, James Gandolfini, Richard Jenkins, Scoot McNairy, Ben Mendelsohn, Slaine, Sam Shepard, Vincent Curatola, Max Casella, Trevor Long.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 97 minutos.

Recuerdo hace meses que en un blog de cine famoso se discutía sobre cómo la Academia obviaba la existencia de buenos guiones. Entre esos estaba el de Killing them softly. Los que me conocen saben que con el tema de “Oscar” no me la llevo bien porque cada año que pasa me aburre más el tema, y me parece que las verdaderas joyas no se premian. Pero si pudiera hablar con esta persona que defendía a Killing them softly me gustaría saber cuál argumento usa para proponer a este aburrido filme entre uno de los mejores en materia de guión. La historia que cuenta Killing them softly es blanda, sin dirección y poco interesante. Sus elementos son geniales, la ejecución es bárbara pero sin una buena historia, solo queda ser arrogante, igual que ese defensor sin argumento.

La película empieza con una trama sumamente interesante y un diálogo entre dos personas que sabemos que no son unas “joyas”. Ambos buscan dinero y uno le propone a otro robar una casa de apuestas con una premisa bastante segura: el dueño de la casa hizo un autorobo, y lo admitió. Así que si lo vuelve a hacer todo el mundo le culpará y ellos saldrán libres. Obviamente lo hacen. Pero no todo sale bien. La gente se empieza a enterar y un asesino a sueldo debe poner orden. Pero ese orden no viene en forma de venganza exagerada típica de un cómic, o no viene en estética de Scorsese con soundtracks rarísimos. Solo viene en forma de diálogos entre personajes aburridos que no discuten sobre el objetivo sino sobre la circunstancia.

Brad Pitt representa al protagonista pero nunca resuelve el personaje. Siempre se queda corto en la representación de sus intenciones. Es como ver a un hombre cuyo propósito es hacer algo, y simplemente lo hace. Pero nunca se cuestiona el por qué y eso es lo que daría combustible a la trama. Solamente describe un momento personal que también le da el título a la película. Su contraparte viene en forma de varios personajes con roles secundarios que son únicos y caricaturescos. Richard Jenkins y James Gandolfini son dos genios en ejecución y acá lo demuestran con actuaciones dignas del género.

Quería que me gustara Killing them softly pero nunca me dio razones para ello. Es difícil hacer una película seria de gangsters que sea aburrrida. Acá se logra con una historia demasiado simple para ser catalogada como la ignición de un pésimo segundo acto y un tercero que no cuenta nada. Andrew Dominik escribe y dirige una historia ambientada durante la recesión económica en Estados Unidos. Así lo hace notar con apuntes constantes y directos sobre el tema. Cómo esto afecta a nuestros personajes es algo que todavía no puedo digerir. Es un claro problema moral y social el de estos monstruos con pistolas que matan porque es natural para ellos. La ambición de los mismos cierra la película de forma abrupta pero insisto, no resuelve nada. Absolutamente nada.

Pero nunca diría que no vean Killing them softly. Es una película que se debe ver por lo valiosa de su ejecución porque sí, es buena y en esencia es realista. Pero no esperen algo trascendental. Para eso tienen a Scorsese.

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: