Crítica cine: Hesher (2011)

Hesher-Poster

Una familia que pasa por una reciente tragedia, recibe una visita inesperada de un hombre que les cambiará la vida.

Dirigida por: Spencer Susser.

Protagonizada por: Devin Brochu, Joseph Gordon-Levitt, Natalie Portman, Rainn Wilson, Piper Laurie, John Carroll Lynch, Audrey Wasilewski, Brendan Hill, Monica Staggs, Frank Collison.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 106 minutos.

Hesher es un personaje que a todos nos gustaría conocer. Es audaz, violento, sincero, y emotivo. Estoy seguro de que todos hemos estado en presencia de un Hesher pero nunca lo hemos visto reaccionar ante lo que le molesta. Lo interesante es que cuando se lleva a alguien así al cine, podemos exagerar y construir una película a partir de alguien así, quien seguramente cambiará el rumbo de cualquier historia y nos llevará por un terreno no explorado de drama.

Hesher comienza como una gran historia. Y poco a poco se acerca a lo convencional y nunca termina de utilizar a su personaje principal para regalarnos un tercer acto merecedor. Y lo peor es que Hesher es tan original que podría usarse de cualquier manera. Quien tenga un ingrediente así en sus manos nunca lo debe soltar.

La película va sobre una familia que acaba de pasar por una terrible tragedia. Un hijo acaba de perder a su madre, y ahora está con su padre emocionalmente ausente (por la misma tragedia) y su abuela que solo intenta hacer cosas para que todo el mundo esté tranquilo. El niño siempre está buscando cosas nuevas que hacer y se encuentra con Hesher, un personaje que vive en una casa a medio terminar como un indigente. El niño casi logra que arresten a Hesher, y un día este curioso hombre aparece en casa del niño y decide quedarse ahí. La familia terminar por aceptarlo porque nadie se atreve a enfrentarlo. Hesher está tatuado por todos lados y escucha a Metallica y Motörhead. Su agresividad es pasiva pero cuando se revela se convierte en un hombre peligroso. La presencia de Hesher en este hogar cambiará la vida para un niño que no sabe como reaccionar ante la vida cuando su madre se ha ido.

El problema con Hesher es que se esfuerza demasiado por enfocar a este hombre que es interesante al principio y luego pierde fuerza. El verdadero protagonista de la película es el niño (con una actuación impecable de Devin Brochu). Sus reacciones ante la actitud de Hesher son pesadas y podrían ser suficiente para poder nutrir a la película. Afortunadamente la película nunca sufre de monotonía y siempre contiene a ambos personajes dominando la situación. Esta familia que recibe un reemplazo extraño, ahora decide seguir hacia adelante siguiendo otros patrones; el niño es un polo dramático que pareciera ser el único que sabe que hay algo raro en todo esto. Sus emociones son volátiles. Su nueva situación le ha otorgado otro padre (el real tiene una clara ausencia emocional), uno que escucha heavy metal y quema cosas. Pero la realidad del asunto llega muy tarde cuando Hesher se comporta como cualquier criminal y la película gira en torno a esto, perdiendo la fuerza que tanto desarrollaron durante una introducción realmente interesante.

Hesher vale la pena verla sólo por su torrente dramático que tanto conmueve, mas no por el personaje que introduce. Traten de ignorar lo que hace a Hesher único y así podrán ver lo que realmente interesa de la película (es difícil, tan sólo vean el poster), y es el retrato atípico de una familia que necesita seguir adelante y no sabe cómo hacerlo.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: