Crítica cine: The Perks of Being a Wallflower (2012)

The-Perks-of-Being-a-Wallflower-poster

Un chico no muy popular, conoce un grupo curioso de amigos que le permitirán luchar contra la depresión típica de un adolescente y un secreto terrible.

Dirigida por: Stephen Chbosky.

Protagonizada por: Logan Lerman, Emma Watson, Ezra Miller, Mae Whitman, Paul Rudd, Nina Dobrev, Dylan McDermott, Kate Walsh, Johnny Simmons, Melanie Lynskey, Joan Cusack, Zane Holtz, Reece Thompson, Brian Balzerini, Nicholas Braun, Landon Pigg, Adam Hagenbuch, Erin Wilhelmi, Tom Savini.

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 102 minutos.

Todos hemos tenido un momento en la vida en el que nos sentimos las personas menos populares del mundo. Ese sentimiento de inseguridad, aunado a una necesidad de autodestrucción cuando debemos enfrentarnos a las diatribas de la vida, nos permite definir nuestra personalidad, nos permite madurar ante lo difícil. Esos momentos han sido reflejados en el cine en numerosas oportunidades. Un momento dorado de esta onda fueron los 80 con un John Hughes prolífico que realmente nos mostró todos los lados de ser adolescente. Era alguien que nos entendía y nos retrataba con humanidad, algo sumamente difícil de ver en quien es adolescente, cuando se cree que es invencible con su  rebeldía y su capacidad de olvidar los peligros y soñar.

Hughes leyó el libro The Perks of Being a Wallflower, y de inmediato supo que era material suficiente para hacer una película. Se emprendió en el viaje de escribir un guión pero nunca lo terminó. Nos lamentó tanto saber que la historia no sería adaptada por Hughers que nos olvidamos del proyecto. Pero rápidamente Stephen Chbosky se perfiló como el favorito para dirigir una película sobre el libro que él había escrito. Dicha opción fue arriesgada pero al mismo tiempo fue la mejor. ¿Quien mejor que Chbosky para llevar al cine una historia que él mismo visualizó? Si bien no era Hughes quien haría el filme, la confianza fue depositada en Chbosky ciegamente porque desde el principió demostró que era capaz de hacer un filme esencialmente completo, sobre una historia muy difícil de filmar, y al mismo tiempo ser tomado en serio.

The Perks of Being a Wallflower es una película difícil de resumir. Va sobre un chico que está pasando por una crisis adolescente amplificada por una tragedia tras otra. Su mejor amigo se suicidó, su pasado está perturbado por la pérdida de su tía favorita, y su familia al parecer le teme en todo momento (no sabemos el por qué). Pero cuando Charlie entra a una nueva etapa escolar, conoce a un grupo de chicos que no son los más populares pero son especiales a su manera. No podriamos catalogarlos de antisociales, pero ciertamente no podrían pertenecer al círculo social común. Charlie conoce a quien podría ser el amor de su vida, una chica hermosa que sueña con ser diferente, y a su hermano, un homosexual quien siempre está feliz pero siempre pareciera que fuera a explotar. Juntos enfrentarán el terrible fin de la etapa escolar, la crisis permanente de Charlie, y una verdad sórdida que rodea la actitud de este chico que es diferente al resto.

La película está apoyada en su totalidad en un personaje sumamente difícil de entender pero que sin embargo se gana nuestros corazones en los primeros minutos de aparecer en pantalla. El director le otorga la presencia absoluta y en todo momento lo coloca como el eje que mueve a este grupo moralmente cuestionable. Las drogas, el sexo, y la inexistencia de un polo parental, llevan a que este grupo se mueva bajo sus propias reglas. Aunque estén haciendo cosas dañinas no podemos evitar identificarnos con ellos. Pero lo interesante de la película es que a medida que pasan los minutos y Charlie sigue descubriendo quien realmente es, nosotros nos vamos metiendo en una trama madura y completa. La película pasa de ser una película sobre adolescentes malcriados a ser un retrato realista, semi trágico y sumamente duro de la vida de alguien especial. Todo conlleva a un final desgarrador que representa la raíz del problema de Charlie, juega con las posibilidades de oscurecer el optimismo claro de la trama, y termina por colocar a nuestros personajes principales en el sitio donde siempre debieron estar. Como ellos, nos sentimos completos al ver como alcanzaron a ser felices, sin haber llegado a su meta.

El poder de The Perks of Being a Wallflower viene revolucionado por la capacidad interpretativa de tres actores esenciales para este tipo de cine. Logan Lerman como Charlie, Emma Watson como Sam y Ezra Miller como Patrick; juntos transforman un filme sencillo en una pieza magnífica sobre una de las épocas más importantes de la vida. Stephen Chbosky conoce la historia porque él mismo la escribió y sin embargo, nunca resuelve con arrogancia. Edita su historia para que sea adaptable al cine y sin embargo nunca la deja incompleta; cubre toda ausencia narrativa con un grupo de actores con emociones a flor de piel.

Me sentí completo y satisfecho con The Perks of Being a Wallflower, y eso es algo que no pasa con frecuencia con películas en la que los adolescentes son los principales protagonistas. No fue Hughes quien dirigió pero Chbosky logra el objetivo con un talento indiscutible que nos permite creer en este subgénero nuevamente.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: