Crítica cine: Only God Forgives (2013)

only-god-forgives-main

Un traficante de drogas en Bangkok cuyo hermano ha sido brutalmente asesinado, es convencido por su madre por buscar a quienes han cometido el terrible crimen, y descubre que quizás su hermano se merecía la muerte.

Dirigida por: Nicolas Winding Refn.

Protagonizada por: Ryan Gosling, Kristin Scott Thomas, Vithaya Pansringarm, Rhatha Phongam, Gordon Brown, Tom Burke, Byron Gibson, Danai Thiengdham, Sahajak Boonthanakit, Nophand Boonyai, Teerawat Mulvilai, Kovit Wattanakul, Wittchuta Watjanarat.

País: Dinamarca, Francia, Tailandia, Suecia, Estados Unidos.

Género: Drama, thriller.

Duración: 90 minutos.

Cuando un director de cine se siente tan seguro de sí mismo es casi imposible que el proyecto en el que está salga mal. Generalmente para generar esa confianza, la producción debería ser solo un tema mercantil porque el matiz creativo debería venir de una sola mente. Adicionalmente este tipo de proyectos (que podríamos llamar independientes) casi siempre son escritos y dirigidos por una misma persona. No es una coincidencia tampoco que los resultados sean usualmente películas únicas, de estética tangible y estudiada, y con una idea bastante original. Se nota como hay una sola mano manipulando todo. Esta mano que exuda confianza también puede representar peligro para la producción. La arrogancia puede ser traicionera, y esto es justo lo que ocurre con Only God Forgives, creada en su totalidad por Nicolas Winding Refn (el director de la extraordinaria Drive). Ha creído demasiado en sí mismo esta vez y entrega una película poco importante, y que dividirá audiencias entre los fanáticos del estilo ingenioso de un director y aquellos que extrañan una historia impactante con una buena puesta en escena.

Only God Forgives va sobre un traficante de drogas que vive en Bangkok en un exilio casi simbólico. Su vida gira en torno a la sutileza de su condición escondida, prostitutas, y una tristeza confusa. Un día, su hermano, se descontrola y comete un crimen terrible contra una niña; es obvio que es descubierto pronto por la policía. Los agentes no tienen una mejor idea que buscar al padre de la niña y permitir la venganza. El hermano de nuestro traficante aparece muerto. La madre de ambos viaja a Bangkok y exhorta al sobreviviente a vengar la muerte de su hermano. Él sabe que su hermano cometió un terrible crimen por el que debió pagar. Pero no tiene mejor opción que seguir el mandato de su madre. Al menos hasta acá seguí la trama de una película que me hizo perder el interés demasiado rápido.

Ryan Gosling repite al mando al de Winding Refn (Gosling fue quien protagonizó Drive), y podríamos decir que interpreta al mismo personaje. Piensen un poco y díganme si consiguen diferencias. La historia esta vez no está perfilada para un hombre pasivo, y que debe permanecer así. Acá debe despertar sus emociones y en algún momento lo hace, pero es destructivamente confuso el por qué de su motivación. La presencia de su madre hace que este hombre supuestamente quiera matar, y al final se juega con esta posibilidad. La necesidad de cierre del director hace que la película no ate ciertos cabos que podrían justificar la narrativa de la película y simplemente termina por terminar. Un error imperdonable para un director cuyas películas son esencialmente poéticas.

El filme se rebasa de estilo. Winding Refn presta atención al detalle de un plano perfectamente construido y esto casi nos hipnotiza. Pero no es una buena práctica. Nos sentimos inevitablemente traicionados por una película “bella” que no resuelve ningún tipo de diatriba moral, y se vende como algo así. Es un director que sabe filmar buenas escenas y domina el estilo hasta el punto de diseñar un ambiente único que solo puede venir con sus películas. Pero sin una historia interesante, se desvanece su ventaja. Es lamentable decirlo, pero otro thriller más comercial podría resultar más interesante.

Calificación: *

Un trailer

Comments

  1. Anónimo says:

    Esto le pasa por jugar a ser el hijo bastardo entre Tarantino y Kubrick. Se quedó a medio camino de TODO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: