Crítica cine: The Wolverine (2013)

movies_the-wolverine-poster

Spin off sobre el X-Men más famoso nos lleva a tierras asiáticas en una entrega de alta calidad. Esto es cine de samurais, con cine de mutantes.

Dirigida por: James Mangold.

Protagonizada por: Hugh Jackman, Hiroyuki Sanada, Tao Okamoto, Rila Fukushima, Will Yun Lee, Haruhiko Yamanouchi, Brian Tee, Svetlana Khodchenkova , Famke Janssen, Ken Yamamura.

País: Estados Unidos, Australia.

Genero: Acción, ciencia ficción.

Duración: 126 minutos.

Es una realidad que las películas basadas en cómics han evolucionado. Los tonos serios, la violencia excesiva, y la admisión de elementos inusuales han logrado que dichas propuestas sobrepasen los límites que siempre tuvieron de target. Ya no hablamos de películas para niños, sino que están destinadas para todas las edades. Al fin se hace algo para los fanáticos que siempre dieron seriedad a sus súper héroes favoritos. Al fin se les toma en serio las recomendaciones. Al fin. Pero dicha evolución ha salido un poco cara. Desde la adaptación sin sentido de Daredevil, hasta la pésima Thor, los intentos han sido diversos en calidad. Nolan con sus Batman, Iron Man y su evolución, y otros son ejemplos directos de cómo el cine ha servido para mostrar a estos personajes como algo más que caricaturas llevadas al live action. Curiosamente, uno de los héroes que más ha aparecido en pantalla ha sido uno de los que menos se habla en materia de spin offs (son películas dedicadas a un personaje que generalmente pertenece a un grupo mayor y que siempre son retratados como un grupo cuando se les lleva al cine); este personaje es uno de los X-Men, Logan. Mejor conocido como Wolverine.

Después de un intento fallido (X-Men Origins: Wolverine es una verdadera basura) tratando de retratar un pasado oscuro, ahora debemos saltar todo lo que hemos visto de los X-Men y ver a Wolverine como un súper héroe capaz de llevar una película a cuestas por sí solo. Después de los eventos de la tercera entrega de los X-Men, Logan vive recluido en el bosque. Todas las noches sueña con la muerte de Jean Grey (los eventos de la tercera entrega quedan un poco difusos), y vive inmerso en la pesadilla de querer olvidar lo que puede hacer con sus manos y su cuerpo. Pero antes de eso, vemos como Logan fue uno de los sobrevivientes de la bomba de Nagasaki. Ese día infame en la historia Logan salvó a un hombre durante la explosión. Fue un día cualquiera en la vida de nuestro querido X-Men, pero en el presente a Logan le lleva una visita un poco probable: la nieta de este sobreviviente. Ella solo quiere llevar a Logan a Japón para que su abuelo pueda agradecerle a Logan que algún día le salvó la vida. Cuando Logan acepta ir, se da cuenta de que no todo es lo que aparenta ser, y este hombre moribundo solo desea que Logan le “transfiera” su poder de regenerarse para poder sobrevivir al cáncer que lo está matando. Cuando Logan se niega, y el hombre fallece se da cuenta de que hay una conspiración maligna en contra de esta familia japonesa que es la más poderosa del país.

The Wolverine se da el lujo de ser una película basada en un súper héroe de Marvel y al mismo tiempo ser una gran película de artes marciales (específicamente de samuráis). Grandes escenas coreografiadas, un lado bueno y un lado malo pero un tercero indefinido que se mueve entre el honor y la traición, y un héroe bien establecido definen a la película. Forma parte de la franquicia Marvel pero solo por asociación ya que en ningún momento necesitan de un pasado ni de una historia relacionada para poder resaltar. Wolverine es tan independiente que a veces olvidamos que es un mutante. Esto también da pie a otra característica sumamente importante de la película: el elemento dramático. Por lo menos hay algo de eso, y no se trata solo de patadas y puñetazos.

La película está muy dirigida. James Mangold toma una historia de súper héroes y la transforma. La lleva a un nivel mucho más terrenal, más “realista”. Esto hace que la trama toque fondo y se quede ahí. El constante llamado de atención a las influencias del cine de samurái es algo que se siente durante toda la película. Si Mangold gusta de ese cine, entonces acá lo demuestra. Quizás esta sea una de las razones por las cuales disfruté más The Wolverine.

Una vez más, puedo decir que estoy respetando más al cine de súper héroes cada día que pasa. Ojalá todo siga tan bien como va.

Calificación: ***

Un trailer

Comments

  1. Gracias por esto, la verdad que es bueno conseguir sitios como este, ahora mismo iniciaré un trabajo que se relaciona bastante con esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: