Crítica cine: I Declare War (2012)

i-declare-war-poster

Un juego de guerra entre niños es tomado en serio, y la realidad y la fantasía se mezclan.

Dirigida por: Jason Lapeyre, Robert Wilson.

Protagonizada por: Siam Yum, Gage Munroe, Michael Friend, Aidan Gouveia, Mackenzie Munro, Alex Cardillo, Dyson Fyke, Spencer Howes, Andy Reid, Kolton Stewart, Richard Nguyen, Eric Hanson, Alex Wall.

País: Canadá.

Género: Acción.

Duración: 94 minutos.

Está demostrado que cuando somos niños nuestra creatividad es proporcional a nuestra inocencia. Somos capaces de crear mundos enteros con solo una pizca de materia prima. Pero seguimos siendo niños. Se supone que debe haber un límite impuesto por la misma incapacidad de ser “malos”. Pero esto es solo una suposición. Desde que nacemos somos capaces de ser incorrectos en nuestro comportamiento.

Sin embargo, nadie sabe de qué somos capaces. O al menos nadie ha podido determinarlo aún. Nuestros límites al ser niños son un enigma fascinante. I Declare War realiza un planteamiento tan realista en fondo como fantástico en forma. Cuesta admitirlo, pero la veo como un filme de exploitation improbable y un absoluto homenaje a la creatividad. Muchos la catalogarán de mal gusto, yo la considero un punto válido del cine irreverente que necesitamos ver para seguir creyendo en lo diferente, lo raro y lo sorpresivo.

I Declare War retrata a un grupo de niños jugando en el bosque. El juego es la guerra, y el objetivo es llegar al sitio enemigo y robar una bandera. Pero no todo es tan simple como parece. Hay reglas en este juego. Ambas “cabezas” son unos absolutos líderes. Pero el sentimiento humano irrumpe de manera brutal en el juego y las reglas empiezan a cambiar. La envidia, los celos (sí, hay una chica en el juego), y el honor quebrantable servirán como factores esenciales para los victoriosos.

Pero I Declare War no es una película de niños. Dista de ser inocente. Es una película violenta, contiene un lenguaje bastante fuerte, y aunque estemos viendo niños actuando, en ocasiones, pueden ser bastante crueles. Los directores dividen la percepción del espectador habitual con la introducción de la ambigüedad del ambiente. En una primera escena, nos muestran a chicos disparándose con armas reales, y pensamos “¿Qué mierda estamos viendo?”. Pero rápidamente las armas cambian y ahora son pedazos de madera, y las granadas son globos de agua con pintura roja. Respiramos al saber que todo es producto de la imaginación de estos chicos y quien dirige insiste en darnos este mensaje de advertencia. Pero aunque la película porte esta característica como un emblema, la diferencia entre realidad y ficción se torna un poco más difusa. Al final, nos damos cuenta de que no es tan importante la violencia como el límite de nuestra inocencia. Absorbemos el hecho de que todos fuimos niños, todos imaginemos que una pistola de agua era un arma de verdad, y que un palo de madera grande podía ser un arma del mejor estilo “Rambo”; pero también pensamos en que todos actuamos de esta manera. A ningunos nos importó traicionar a un mejor amigo para ganar un juego. Esta “explotación” de nuestros peores sentidos es mucho más impactante que cualquier violencia sugerida que la película pueda traer. I Declare War es alegórica a lo peor del ser humano, es ofensiva, es cruda, pero es original al intentar expresar que hemos perdido inocencia y que la sociedad nos ha modelado de esta manera.

La mayoría de quienes ven I Declare War condenan la violencia explícita, y que se retrate a niños con armas verdaderas. Pero entiendan que esto es una realidad que se vive hoy en día. La violencia está en todos lados, e inclusive les puedo confirmar un hecho: antes la presencia de juguetes “bélicos” era mayor. Entonces ¿por qué ahora hay asesinatos en escuelas? ¿Creen que evitando que los chicos jueguen con armas pueden evitar una masacre escolar? ¿Creen que sea por películas como I Declare War que hay alguien dispuesto a matar a otro? Es una asociación incorrecta y es un factor por el cual no se debe condenar una película como esta. Ustedes saben que no tiene nada que ver una cosa con la otra. ¿O es que hay alguno de ustedes que nunca jugó a la guerra y a la conquista?

I Declare War no es una película como Battle Royale en donde la muerte es un hecho. Aquí significa que perdiste el juego y debes ir a casa a dormir y descansar para mañana jugar otra vez. Pero ¿realmente el juego es tan inocente como parece? No lo es. Esta definición, este límite quebrado es lo que I Declare War quiere explicar.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: