Crítica cine: Elysium (2013)

elysium_ver2_xlg

En un futuro “lejano”, los millonarios viven en una estación especial, y el resto vive tratando de encontrar el acceso a este paraíso.

Dirigida por: Neill Blomkamp.

Protagonizada por: Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, Alice Braga, Diego Luna, Wagner Moura, William Fichtner, Brandon Auret, Josh Blacker, Emma Tremblay, Jose Pablo Cantillo, Faran Tahir.

País: Estados Unidos.

Género: Ciencia ficción.

Duración: 109 minutos.

Películas como Elysium serán olvidadas muy pronto. No suena como una buena sentencia para iniciar una crítica como esta, pero la realidad es que la ciencia ficción es cada día más despreciada porque ya no es innovadora. Actualmente los elementos que podían sorprender de un mundo futurista ya existen en nuestras casas, y por eso no le damos prestigio a esa bandera de creatividad que una película como Elysium acarrea. No por esto, debería ser una que pase por debajo de la mesa como “otra más”. Elysium presenta un futuro probable, exagerado pero impactante, de lo que podría ser la progresiva extinción del ser humano en la Tierra. Sé que lo hemos visto antes y que posiblemente no llame la atención pero les aseguro que Elysium no se siente innecesaria en ningún momento.

Después de sufrir muchas enfermedades y una decadencia constante el humano sufre del infierno en la Tierra. Aquellos con suficiente dinero han logrado huir a una estación espacial llamada Elysium en donde viven como reyes. Los que han quedado sufren para conseguir un ticket a Elysium y poder entrar a esta especie de “sueño americano” y “antítesis de Apartheid” que se ha construido. Las analogías son obvias. Un hombre que vive en la Tierra todavía sufre un accidente en el que es casi “contagiado” de un cáncer que lo hará morir en pocos días. Su única salvación se aloja en Elysium (donde hay máquinas que pueden curarlo todo). Pero la única forma de llegar a este paraíso es trabajando para criminales. En medio del trabajo que le promete el ticket a Elysium, este hombre moribundo consigue alojar en su mente la clave para convertir a Elysium en una sociedad en la que todo el mundo puede entrar.

Elysium nos presenta la propuesta perfecta para denigrar cualquier esperanza de progreso futurista que podamos tener. Con su carga de protesta contra la sociedad burguesa que, tiene más probabilidades de sobrevivir en un futuro apocalíptico, se desliga del emblema de fábula que tiene desde un principio y nos aburre en cierto punto. Si algo bueno tenían las películas de Mad Max era el grato equilibrio entre la historia principal y todo el antecedente que conformaba el futuro hecho pedazos. Es imposible dejar de recordar las películas de Mad Max cuando tenemos una modernista película que promueve un contenido semejante pero está enmarcada en un contexto que no deja de recordarnos que el culpable es el gobierno y quienes todo lo controlan.

Si podemos de alguna manera separar este recuerdo casi agresivo del “culpable de todo” podemos disfrutar de Elysium como una película bastante aceptable de ciencia ficción. Sus características dramáticas son obligatorias para poder servir como combustible a la historia pero en ningún momento se opaca el sello de acción que la película muestra desde los trailers. El director Neill Blomkamp confirma que puede y debe hacer películas de ciencia ficción como primera opción (lo hizo con District 9 en algún momento y acá cuenta con una gama de recursos casi excesivos).

El punto más atractivo de Elysium es el villano principal y némesis. Sharlto Copley demostró desde un principio que podía actuar, pero acá interpreta a uno de los mejores personajes del año; un villano de motivos poco claros, con rasgos de psicópata, violento y absolutamente necesario. Todas las escenas se las roba y sin ningún tipo de esfuerzo. Su presencia en la industria será importante y esencial dentro de poco, lo aseguro. El resto de los actores cumplen con el guión que, por más desequilibrado que parezca y se sienta, está muy bien escrito.

No podría decir que no voy a recomendar Elysium porque está lleno de alusiones de una realidad probable de la cual unos pocos políticos serán culpables. Es una gran película de ciencia ficción cuya “motivación” es omnipresente, necesaria pero casi abusiva en calibre. Si no le damos tanta importancia, es posible disfrutar.

Calificación: ***

Un trailer

Comments

  1. Aunque el género de la película es ficción, tienes razón Elysium proyecta algunos problemas sociales ya tangibles en nuestra sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: