Crítica cine: Undefeated (2011)

MV5BOTE1ODE2NDc5Ml5BMl5BanBnXkFtZTcwNDU1NjQxOA@@._V1_

Bill Courtney es un entrenador de futbol americano que transforma la vida de un grupo de chicos.

Dirigida por: Daniel Lindsay, T.J. Martin

País: Estados Unidos.

Género: Documental.

Duración: 113 minutos.

Creo que un documental puede ser conmovedor diversas razones. El realismo supuesto y bien “editado” puede ser proporcional al impacto que pueda tener la historia a contar. Pero hay momentos en los que no se puede hacer mucho para de cierta forma “manipular” y así construir un guión para un documental. En esos momentos, los hechos son tan claros y tan emocionales que solo queda filmar y filmar.

Undefeated es un documental de estos. Con una historia que debe ser contada. Pero no hablo de algo extraordinario, innovador e impactante. Hablo de algo que hemos visto antes: alguien que un día decide ser bueno y dedicar su vida a gente que necesita cuidado. El sentimiento que muchos tendrán al ver Undefeated es “ya he visto esto antes” y es verdad. Es algo que ha sido mostrado en el cine en películas de ficción. Esa bondad traducida que hay en el tema principal de Undefeated nos hace creer, nos hace tener esperanza de que todavía existe gente buena.

El tema de la película es sumamente sencillo. Un grupo de chicos de bajos recursos (en su mayoría afroamericanos) son jugadores de futbol americano en una liga de la escuela. Nunca han podido ganar nada. Nunca han podido sentir optimismo de ganar. Es una posibilidad nula. Todo hasta que un hombre decide tomar las riendas e imprimir valor a este equipo. Es un hombre blanco, rubio, y la antítesis de todo lo que estos chicos han visto como un modelo de vida. Es difícil apartar el concepto de racismo en una película como esta. Pero increíblemente los chicos confían en este hombre que pasa día y noche aprendiendo a ser un mejor entrenador. El camino no es fácil pero los lleva a ser grandes jugadores. Pero lo que motiva a estos chicos y a su entrenador no es el futbol. Es salir del estereotipo. Por esto, hoy día considero que la película en algún momento pasó de ser un documental deportivo a ser una lección válida sobre la posibilidad, la esperanza y la constancia.

Poder definir el valor cinematográfico de una película como esta es un proceso que está unido directamente a la fortaleza de la historia. Tanto es el efecto del carrusel emocional que en muchos momentos nos frustramos, soltamos lágrimas y al final vitoreamos. No nos importa la edición, la calidad de producción ni la división típica del formato. Podríamos estar viendo en cine, en televisión o en la computadora. Como sea, seremos afectados por una historia que necesitamos ver.

Entonces ¿qué hace de Undefeated un documental que vale la pena ver? Es su realismo crudo y no necesariamente violento. Es la transparencia de su historia y el optimismo que la misma transmite. Undefeated es una película que hace sentir mucho a quien la está viendo. Vamos desde la tragedia supuesta hasta el triunfo relativo de un grupo de personas que necesitan ganar así sea en un partido de futbol americano. Esta superación personal, estas ganas que transmiten un grupo de chicos que no han tenido muchas oportunidades son impactantes en su propia escala.

No hablo de una historia fantástica porque rompe esquemas. Hablo de un cuento maravilloso que esta vez resulta ser tan real como el futuro que el destino les pudo regalar a un grupo de adolescentes que nunca pensaron que valían algo para alguien. Sobre todo alguien que no nació bajo los mismos estándares sociales.

Calificación: ****

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: