Crítica cine: Badlands (1973)

badlands

Basada en la historia real de los asesinatos  de la pareja Starkweather-Fugate en el año 1958.

Dirigida por: Terrence Malick.

Protagonizada por: Martin Sheen, Sissy Spacek, Warren Oates, Ramon Bieri, Alan Vint, Gary Littlejohn, John Carter

País: Estados Unidos.

Género: Drama.

Duración: 95 minutos.

El concepto de cine de culto se ha ido difuminando y perdiendo al pasar de los años. Al parecer ya la falta de la posibilidad de shock es un hecho real, y no podemos ser conmocionados por lo perverso, lo violento o lo moralmente inaceptable. Esas películas que, artísticamente, retratan a personajes “malignos” han perdido la importancia de ser diferentes. Ahora, debemos escarbar para poder encontrar, lo cual no es malo porque se suele encontrar, pero ese evento de asistir al cine en masa para poder admirar algo diferente es algo que me entristece no poder ver.

Un ejemplo de este tipo de cine es la incondicional Badlands, con su sello de realismo y su aura a lo surreal. Basada en la serie de asesinatos de la pareja Starkweather-Fugate, la película resume la vida de ambos desde que empezaron hasta que fueron aprehendidos por la justicia. Ella con quince años de edad. Y él con veinticinco. Pero ambos con un enlace emocional tan oscuro como perfecto. Espectaculares interpretaciones de una joven y virginal Sissy Spacek y de un Martin Sheen rebelde en esencia. Sheen es el retrato vivo de James Dean en la película y aquí si tiene una causa que puede defender aunque sea fatal para sus víctimas. Y Spacek interpreta a la chica enamorada de quien no debe enamorarse.

Badlands dista de definir algún género que pueda imprimir el buen gusto o la empatía en un hecho criminal condenable. Insiste en no ser una película sobre el crimen, pero sí sobre el criminal. Sin embargo, puedo confirmar que es mucho más que eso. Ciertamente conlleva a un análisis muy exhaustivo y no habitual de la personalidad de un criminal y la resultante de su cómplice, pero sobre todo no radica en mostrar a uno como el culpable. La inocencia de un personaje es clave para que podamos entender el verdadero significado de dicha relación. No es amor lo que hay entre los dos personajes principales. Es una retorcida afirmación de la simbiosis entre víctima y victimario, que a veces es tan común como la perfecta afinación entre dos personas que siempre debieron estar juntas.

Badlands está pintada sobre un lienzo gigante que el director Terrence Malick aprovecha en todo momento. Los espacios abiertos son la antítesis de la relación que vive nuestra querida protagonista. Este constante “show” de posibilidades de escape se traduce en la frustración de un plan que no existe pero que necesitamos que la chica al menos imagine. Cuando se le presenta la posibilidad de liberarse no lo hace porque no sabe hacerlo. Ella no sabe vivir sin ese asesino que la ha acogido en una relación tan apasionada como paternal. Después de haberse quedado huérfana, esta chica absorbe el escape perverso. Se aloja en los brazos de una persona que la dejó sin familia para poder formar un hogar según el modelo perfeccionista de esta inocencia que no ha sido explotada y que el asesino manipula. Este tema omnipresente durante toda la producción permite que podamos intimar con ambos personajes y nunca ver a la película como un policial, sino como un drama que se fundamenta en lo humano de los criminales.

Badlands es una película de culto que lamentablemente no mucha gente quiere ver después de haber pasado cuarenta años de haber sido estrenada. Es una película diferente sobre el amor incondicional y sobre el crecimiento emocional que el mismo suprime. Pero también es una película sobre un crimen tan real que produce temor.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: