Crítica cine: The Central Park Five (2012)

central-park-five-poster1

Una mujer es violada y golpeada brutalmente en Central Park en New York. Cinco adolescentes son acusados del crimen y pasan más de diez años en prisión. Un día la verdad se revela.

Dirigida por: Ken Burns, Sarah Burns, David McMahon.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 119 minutos.

Recuerdo cuando era un adolescente que siempre al salir de casa, la preocupación de mis padres era notable. No importaba la hora o el sitio a donde me dirigía, siempre rezaban por mi bienestar. Un día se me ocurrió preguntarles el por qué se preocupaban y su respuesta me impactó. Dentro de mi inocencia potenciada por el tamaño de la ciudad donde crecí, nunca me imaginé que el motivo de su preocupación podía ser el frecuente abuso de las autoridades por jóvenes en las calles que simplemente podían ser víctimas de cualquier juego perverso. A partir de ese momento, siempre perfilé mi visión hacia la autoridad como de miedo, y no como un ente que podía protegerme.

El documental The Central Park Five muestra el caso claro de este abuso y en un país en donde se supone que nada de eso puede pasar. Por muchos años que hayan pasado después del célebre caso que se analiza en la película, es imposible sentirse como una potencial víctima de un obsceno uso excesivo de la autoridad. El documental sirve como una crónica sobre la época, y lo que llevó a acusar a los inocentes, y muestra lo que realmente ocurrió. Sí, se enfoca en las “otras” víctimas. Pero en conjunto conforma un cruce histórico con el cual es inevitable sentirse identificado.

El caso al que se hace referencia en el documental es de la chica que trotaba por el Central Park en New York el 19 de abril de 1989. La chica de 28 años fue violada y golpeada brutalmente esa noche. Al otro día, su cuerpo con vida fue encontrado y pasó mucho tiempo en recuperación. Pero el documental apunta a quienes fueron condenados por el crimen. Cinco adolescentes que esa noche estuvieron en el sitio equivocado; se reportaron hechos vandálicos en el parque esa noche y ellos estuvieron ahí. Pero la raza, estatus social, y apariencia llevó a la policía a utilizarlos para culpar a alguien rápido. Pasaron más de diez años en prisión por un crimen que ellos no cometieron. Todo hasta que el verdadero culpable confesó el terrible crimen.

Ver a estos chicos siendo manipulados es algo que simplemente impacta. Vemos como confiesa un crimen que nunca cometieron por el miedo a la autoridad. El estigma de la raza es un combustible para dicha situación. Sobre todo porque estamos viendo a figuras públicas utilizar a estos pobres chicos para ganar algo de reputación. La rabia de haber perdido tantos años de sus vidas, la inocencia desvanecida por haber sido víctimas del sistema, y la falta de esperanza actual, es lo que podríamos definir como moraleja de un asunto que no denota justicia. Solo hace referencia al hecho. Nunca un documental había sido tan transparente con respecto a la objetividad de sus víctimas.

Muchos podrían sentir que no hay atención a la chica, y no quiero decir que no es importante. Creo que es lo más importante. Pero es una especie de arma invisible el ver cómo al colocar demasiada atención en unos chicos inocentes, se dejó que otro maniático causara desastres en esa ciudad que supuestamente maduraba a la merced de su variedad social. No se pierde atención, solo se coloca la mayor parte de la misma en un foco social de gran poder.

Si has seguido el caso de los West Memphis Three, este es otro que deberías conocer.

Calificación: ****

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: