Crítica cine: The World’s End (2013)

worlds-end-poster-2

Cinco amigos se reúnen para completar una ruta que no pudieron completar cuando era adolescentes en la que deben recorres todos los bares de un pueblo. Pero el fin del mundo puede traerles problemas.

Dirigida por: Edgar Wright.

Protagonizada por: Simon Pegg, Nick Frost, Rosamund Pike, Paddy Considine, Martin Freeman, Eddie Marsan, Eddie Marsan, Eddie Marsan, Eddie Marsan, Pierce Brosnan, Darren Boyd, Mark Heap, Nicholas Burns, Reece Shearsmith, Reece Shearsmith, Steve Oram, Alice Lowe, Rafe Spall, Thomas Law, Zachary Bailess, Jasper Levine, Luke Bromley, James Tarpey.

País: Reino Unido.

Género: Comedia, ciencia ficción.

Duración: 109 minutos.

Para un hombre mediana edad, juntarse con amigos del colegio es uno de los pocos placeres que pueden sacarlo de la posible crisis que esa edad trae consigo. Uno se olvida de los problemas pasados, presentes y futuros. Sólo existe ese momento y el recuerdo constante de un pasado que siempre aloja los mejores momentos de la vida. Filmar una película tomando en cuenta ese trasfondo es una delicia que pocos tienen. Edgar Wright cierra su trilogía Cornetto, iniciada con Shaun of the Dead y Hot Fuzz, con The World’s End, la épica muestra del talento de Wright para filmar películas con poco sentido y protagonizadas por dos buenos amigos, en las que se juega con el buen gusto de la comedia negra vista desde el lente informal y original de visionarios como Wright.

La película va sobre un grupo de amigos que desde que eran adolescentes eran inseparables. Cada uno era diferente al otro en todo. Y un día decidieron emprender un viaje en su pueblo natal en el que tendrían que pasar por doce bares en una sola noche y así terminar con la hazaña llamada The Golden Mile. Varios percances no les permiten hacerlo, solo llegan a once bares y eso pareciera que representó el fin de la era. Ahora son hombres mayores, adultos, padres. Todos menos uno de ellos que todavía conserva la actitud, la ropa, y la misma “suciedad” de antes. Logra reunirlos a todos e intentar llegar hasta el final, pasar por el bar llamado The World’s End. Pero hechos extraños complican la borrachera a medio camino y los amigos deben tratar de sobrevivir a una debacle. Adivinen que ocurre. Es algo digno de Wright.

La película porta la jocosidad que caracteriza al director cuando trabaja con Simon Pegg y Nick Frost. Pero esta vez añade tres elementos que lo que hacen es intensificar la fórmula. Paddy Considine, Eddie Marsan y Martin Freeman terminan de completar al grupo que protagoniza la película y nos regala uno de los momentos más graciosos en los últimos años. Curiosamente una de las cosas que puede producir shock es el cambio rotundo del típico personaje de Pegg. Acá no repite y creo que muchos estábamos esperando volver a ver el mismo tonto de siempre. Wright le otorga algo de justicia y aquí gira al personaje para que sea un héroe sumamente atípico. Pero esto nunca rompe con el tono de la película y Wright lo lleva hasta el final. Por esto nunca hay suficiente seriedad y así mismo The World’s End es bien recibida como una propuesta bizarra de principio a fin.

Cabe destacar que se nota la madurez del director al filmar una película de ritmo “raro” y con una puesta en escena que nunca descansa. Se nota como Wright domina todo el tiempo y nunca permite que el filme se salga de control para asemejarse a otra propuesta de patrones de ciencia ficción. Pero lo que sí es impresionante del filme es la calidad de Wright al filmar escenas de acción. Llámenlo buena edición, o buen manejo del plano, pero la verdad es que me quedé boquiabierto con algunas secuencias que nunca pensé que vería de la mano de Wright.

The World’s End no es para todo el mundo. Es para aquellos que les gusta lo diferente, lo inteligente de una comedia bien hecha y fusionada con otro género. Si creen que pueden soportar casi dos horas de cinco amigos borrachos que tratan de salvar al mundo de un apocalipsis, esto es para ustedes.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Comments

  1. Me pareció muy buena película, muy chistosa, y la actuación de Eddie Marsan ha sido genial! Siempre con el humor que lo caracteriza, buena la reseña! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: