Crítica cine: The Wolf of Wall Street (2013)

the-wolf-of-wall-street-poster-1

Jordan Belfort fue un “prodigio” de Wall Street que se convirtió en multimillonario de la noche a la mañana por operaciones en la bolsa que no fueron exactamente legales. Esta es su historia.

Dirigida por: Martin Scorsese.

Protagonizada por: Leonardo DiCaprio, Jonah Hill, Margot Robbie, Matthew McConaughey, Kyle Chandler, Rob Reiner, Jon Bernthal, Jon Favreau, Jean Dujardin, Joanna Lumley, Cristin Milioti, Christine Ebersole, Shea Whigham, Katarina Čas, P. J. Byrne, Kenneth Choi, Brian Sacca, Henry Zebrowski, Ethan Suplee, Barry Rothbart, Jake Hoffma, Mackenzie Meehan, Spike Jonze, Bo Dietl, Jon Spinogatti, Aya Cash, Rizwan Manji, Stephanie Kurtzuba, J. C. MacKenzie, Ashlie Atkinson, Stephen Kunken, Ted Griffin, Fran Lebowitz, Robert Clohessy.

País: Estados Unidos.

Género: Comedia, drama.

Duración: 179 minutos.

A todos nos gusta el dinero. Quien diga que no le gusta el olor del mismo está mintiendo. En algún momento, todos llegamos a ver a alguien que vivía de manera “excesiva” y llegamos a pensar en lo que hubiese sido de nosotros si hubiésemos tenido todo el dinero que queríamos. Por supuesto que no hay manera legal de conseguir el dinero rápido, excepto la lotería. En ese punto de la reflexión silenciosa que todos hemos tenido se desvanece el pensamiento “inmoral” de querer tenerlo todo. Pero ¿qué harías si pudieras tenerlo y de manera rápida y sin un esfuerzo “típico”?

The Wolf of Wall Street está basada en la vida de Jordan Belfort, el famoso corredor de bolsa que se volvió multimillonario de la noche a la mañana por medio de fraudes que hizo manipulando el mercado en referencia. Desde que Jordan entra en su primer trabajo como un novato corredor hasta que se queda sin nada y simplemente debe conformarse. Describir lo que ocurre en la película sería banal porque siempre me quedaría corto. Créanme.

El director es el aclamado Martin Scorsese quien realiza un filme ambicioso en estilo, y relativamente simple en ejecución. Con pocas herramientas, el director nos cuenta la historia decadente de quien sufre el hambre insaciable por el dinero y nos deja de un lado el concepto casi obligado de “moraleja” que este tipo de película suele tener. Scorsese se esmera en mostrar y mostrar pero nunca en llevarnos a la reflexión. Su adaptación de una biografía es lo que podríamos considerar una celebración orgullosa de un hombre que lo tuvo todo y lo perdió todo, y nunca se permitió a sí mismo arrepentirse de nada de lo que hizo. El sexo, las drogas, el desenfreno en general llevaron a la ruina a Belfort y Scorsese nos muestra todo a través de la lupa satírica, y el concepto carente de estructura que sólo él puede manejar con su estilo para contarnos un hecho real pero que está lejos de ser algo moralmente aceptable. Scorsese filma a gangsters pasivos que roban sin violencia.

Scorsese filma el guión agresivo y audaz de Terence Winter como está acostumbrado a filmar siempre. Sí es verdad que mantiene un perfil mucho más bajo de su pincel irreverente y violento porque la historia no implica. Esta vez, el director se apoya en un 100% en un guión muy inteligente y así decide filmar; aunque se le extraña un poco el estilo típico de sus películas, terminamos aplaudiendo el intento victorioso del director por hacer algo diferente, de otro “género” (su intento previo fue Hugo, con la que hizo un homenaje increíble al arte). Una vez más, Scorsese logra hacer una película de más de dos horas que nunca aburre, y nos posee de manera absoluta durante ese espacio para entender y aceptar a personajes incorrectos e inmorales pero totalmente fascinantes. Confía como nunca en Leonardo DiCaprio, quien nuevamente demuestra que no es una cara bonita y no quiere ser considerado como tal. Es un actor completo y totalmente capaz de interpretar a personajes sumamente difíciles de interpretar. Esta vez alcanza el objetivo y hace mucho más. Nadie pudo haberlo hecho mejor.

Muchos no estarán de acuerdo con que no estoy dándole la calificación más alta a The Wolf of Wall Street, una película de Scorsese. Y aunque haya sido una tremenda experiencia de la mano de uno de los mejores cineastas de la historia, no puedo negar que algo faltó. Ese algo no lo puedo definir. Es casi una sensación. Quizás es esa hora de metraje que Scorsese cortó para que la película fuera exhibida en cines y tal vez cuando vea la ópera que realmente es The Wolf of Wall Street pueda cambiar de opinión.

Tal vez.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Comments

  1. Me pareció normal, larga (tan larga que me dormí) una historia repetida…

    Probablemente me maten por mi comentario jajajaja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: