Crítica libros: The Strain (2009)

straincover

Un avión aterriza en el aeropuerto más concurrido del mundo y a bordo no hay un sólo tripulante vivo. El evento extraño coincide con un eclipse total del sol. Vampiros. Guillermo del Toro. Yeah.

Autor: Guillermo del Toro, Chuck Hogan.

País: Estados Unidos.

Ver un libro coescrito por Guillermo del Toro y no leerlo es difícil. Con su nombre se genera la promesa de un buen rato al frente de un libro. Y si vamos un poco más allá y leemos más sobre el libro nos damos cuenta de que el género ya fue abordado por el director en algún momento en una de sus mejores propuestas cinematográficas. Pero The Strain no es una novela de horror seria. Es una expresión del cine de serie B en letras. No se lee sobre el típico tema del vampirismo. Acá los monstruos son diferentes. Están perfilados al mejor estilo “del Toro”.

La novela empieza con un aterrizaje extraño de un avión. De alguna manera está intacto en la pista de aterrizaje pero no parece haber señales de vida dentro del mismo. Cuando las autoridades logran acceder al avión notan que todos los tripulantes están muertos. Hay pocos sobrevivientes. El manejo de la situación se hace difícil por circunstancias extrañas que rodean al hecho fantástico. Mientras tanto, se vive un eclipse total del sol en la ciudad de New York. Un científico del CDC (Center for Disease Control), y su compañera se encargarán de investigar. Pero llegan muy lejos y revelan un plan macabro de una corporación poderosa: desean crear el infierno en la Tierra por medio de la propagación de un virus que convierte a los humanos en vampiros.

Lo mejor que tiene The Strain es el cómo se presenta su premisa. Desde que leemos las primeras líneas, es imposible dejar de imaginarse cómo se vería esto en una serie o en una película. Esto no suele ocurrir en la literatura moderna. Generalmente la idiosincrasia de los autores les obliga a estar adjuntos a un estilo narrativo que no suele manipularse y por lo tanto no suele cambiarse. Pero Guillermo del Toro no sigue las reglas y nos cuenta la historia tal como él la ve. Chuck Hogan funciona como un medidor entre la fantasía y el horror y sigue la corriente.

The Strain se nutre de la presencia de un director de cine inusual y del estilo de un autor como Hogan. Juntos logran escribir una novela diferente sobre un tema del cual ya hemos visto y leído casi todo. ¿Es un mérito reconocible? ¿Deberíamos apreciar algo porque simplemente es diferente? La respuesta viene embebida en el estilo de la novela. Desde el principio, los autores se enfocan en presentar personajes totalmente caricaturescos y sin embargo, debemos mantener la atención porque se supone que la novela mejora en algún momento. No es sino hasta que se nota la seriedad de su tema principal que llegamos a apreciar el intento. The Strain no es una excelente novela de ficción. Es una historia original que sería mejor en una muestra audiovisual (ya la serie está confirmada para estrenarse en el 2014)

Pero no se apresuren. O mejor dicho, no me hagan caso. The Strain representa un único intento del famoso director para mostrarnos su talento en otro método. No conozco mucho el pasado de Hogan, pero lo poco que conozco me dice que es un canal perfecto para dosificar la alta cantidad de información que del Toro quiere dar. Una colaboración accidentada, y un resultado a medias es lo que podemos decir de la primera parte de una trilogía que prometió desde un principio y en la cual se debe confiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: