Crítica cine: The Changeling (1980)

TheChangeling

Después de perder a su familia de forma trágica, un compositor se muda a una mansión para empezar una nueva vida y empieza a ser acechado un fantasma.

Dirigida por: Peter Medak.

Protagonizada por: George C. Scott, Melvyn Douglas, Trish Van Devere, Eric Christmas, John Colicos, Jean Marsh, Roberta Maxwell, Barry Morse, Terence Kelly.

País: Estados Unidos, Canadá.

Género: Horror.

Duración: 107 minutos.

En estos días estaba hablando con un amigo fanático del cine de horror y estábamos tratando de sacar una lista de películas que valieran la pena, apuntando al subgénero “fantasmas”. Increíblemente no hay muchas de estas que valgan la pena y la decisión fue irse a la sección de Clásicos. Ahí si tenemos en abundancia. The Changeling surge como una alternativa “oscura” porque nunca fue la preferida de nadie y definitivamente no es una excelente película del género. Pero al menos es una opción. Sin ser la mejor, se perfila como una “película de horror de viernes en la noche”, esas que nunca son buenas, pero que por el momento terminan siendo la opción perfecta.

En The Changeling conocemos a un compositor que ha sido víctima de una terrible tragedia familiar que lo ha dejado solo. Decide cambiar su vida y mudarse para empezar de nuevo. Como vivienda (convenientemente) consigue una casa muy antigua en la que supuestamente es fácil olvidar un pasado oscuro. Es obvio que algo habita en ella. Rápidamente el compositor descubre un pasado oscuro que incluye un político prometedor y el asesinato horrible un chico. En The Changeling no ocurre más que eso, pero tampoco hace falta. Es una historia de fantasmas que evoluciona con facilidad y no necesita de mucho para poder culminar y atar cabos (aunque su final sea apurado sin necesidad).

The Changeling pertenece a esa época en la se podía hacer de todo en las películas de terror porque independientemente de lo que incluyeran, nadie podía tomarlas en serio como unas obras de arte. En esa época, las oportunidades eran múltiples. Todo el mundo financiaba lo nuevo, lo innovador y lo que representara altas ventas. Cuando se implementa este tipo de “moda” en la industria, se descubren joyas. The Changeling no es una de ellas. Pero es un caso curioso de cómo una película forma parte de un movimiento y se proyecta como algo prometedor y resulta ser aceptable por los elementos a los que hace referencia, contiene una historia atractiva, y nunca tiene límites en cuanto a “lo permitido” en el género (antes cualquier cosa era permitida si tan solo se conservaba el buen gusto al filmar).

Pero hay una realidad indiscutible. Aunque el filme venga de una época en la que nacieron clásicos del género, las audiencias modernas no disfrutarán de esta película. Hay algo que la saca del molde de lo contemporáneo. Su protagonista principal, su pésima contraparte femenina, y su final rotundo, podrían ser elementos que no permiten que sea una película “apta” para el día de hoy. Es por esto que se produce cierto choque en el segundo acto cuando el ritmo baja por completo. Es algo que no solemos ver en el cine de género actualmente. Resulta muy curioso que aunque no sea una película apropiada para la actualidad, la historia que cuenta es mucho más interesante que las que se cuentan en el cine de horror actual. La época definitivamente era crucial.

Pero independientemente de tantas trabas culturales que podamos “utilizar” hoy para no ver The Changeling, la categoría de clásico del horror no se le puede quitar. De hecho, está en varias listas de películas tenebrosas favoritas de algunos cineastas. Ya sea porque es buena, o porque es un placer culposo.

Calificación: **1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: