Crítica cine: Lenny Cooke (2013)

Lenny-Cooke-poster

Lenny Cooke se proyectaba como la próxima estrella de la NBA cuando era un adolescente. Esto fue lo que ocurrió.

Dirigida por: Ben SafdieJoshua Safdie.

País: Estados Unidos.

Género: Documental.

Duración: 88 minutos.

Suelo evaluar películas de forma integral sin tomar en cuenta un elemento de la misma para elogiarla o descartarla. Ya sea un final bueno o malo, o una escena buena o mala, no se debería tomar el elemento como punto de referencia para criticar. Si sería por esto, el rol de crítico variaría muchísimo. Nos caracterizamos por ser aquellos que pueden ver el todo de un filme y evaluar de forma objetiva. No quiere decir que no podamos equivocarnos. Al contrario, somos meros espectadores que nos gusta analizar la película un poco más, y como cualquier espectador tenemos una opinión que queremos expresar.

El género documental es uno de los más difíciles de criticar por varias razones: es difícil que un documental sea “malo” (existen pocas oportunidades de error cuando de recolectar información se trata), y es un género que no es bien entendido en su relación con la cinematografía. Si bien el mismo sirve como un método alternativo para contar una historia, no hay mucho “arte” en dicho método. Entonces la pregunta sería: ¿cómo puede fallar un documental?

Lenny Cooke representa esa oportunidad única para que el crítico se salga de su frecuente posición y evalúe como quiera. Al menos yo lo haré. Con su estructura debilitada por la carencia de información clave, y con un final destructivo, el documental Lenny Cooke es un ejemplo de que un documental puede fallar.

Lenny Cooke fue un jugador de básquet que por circunstancias de la vida (tal y cómo el documental lo plantea) no pudo entrar en el draft de la NBA cuando tuvo su mejor momento. Se muestra al joven con la promesa en sus manos y luego se nos muestra al hombre que es hoy en día: un fracasado con el sueño de lo que pudo haber sido y no fue. Lenny Cooke es un documental de deportes que no hace mucho por la personalidad que retrata. Lamentablemente lo denigra al carecer de la información necesaria para redimirlo.

El documental podría compararse con Hoop Dreams, otra muestra sobre la importancia del deporte en ser una perfecta oportunidad para la “juventud en peligro”. Pero Hoop Dreams era un estudio profundo y Lenny Cooke es una historia vaga sobre un deportista del que tenemos que indagar mucho. Parece mentira pero en la película muchos detalles se obvian. Este proceso se presta para que pensemos lo peor sobre una persona que no necesariamente se equivocó porque quiso sino porque simplemente no pudo hacer otra cosa. Lo peor es que su tercer acto en vez de dar justificación de lo que ocurrió, nos presenta a un Lenny acabado, fracasado y triste. Debemos ahogarnos en la tristeza del momento porque (supuestamente) debemos aprender de la historia del ex jugador. Ese tratamiento melodramático es pésimo. Lo que termina de decapitar a la película es una escena final sin sentido en la que el viejo Lenny habla con el joven Lenny; utilizando efectos especiales se conforma una conversación absurda y que no aporta nada a una película que necesita por sobre todas las cosas ser realista. Este final hace referencia a mi comentario inicial de esta crítica: es un elemento que termina quebrando de forma fatal a la muestra.

Lenny no se merecía esto. Se merecía otra cosa. Hoy puedo afirmar eso. Fue un jugador que estuvo al nivel de LeBron James y Carmelo Anthony. Entonces ¿por qué hacer una película así sobre él si se supone que nunca tuvo la culpa por su fracaso?

Calificación: *

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: