Crítica cine: Muerte en Buenos Aires (2014)

Muerteenbsas

Un insulto al cine. Es el único resumen que puedo sacar.

Dirigida por: Natalia Meta.

Protagonizada por: Demián Bichir, Chino Darín, Mónica Antonópulos, Nehuen Penzotti, Carlos Casella, Hugo Arana, Jorgelina Aruzzi, Emilio Disi, Luisa Kuliok, Fabián Arenillas, Gino Renni, Humberto Tortonese, Martín Wullich.

País: Argentina.

Género: Thriller.

Duración: 91 minutos.

Para hacer una película no existe un proceso establecido. A quienes le vemos la belleza a este tipo de arte nos gusta pensar que cada película sale de una serie de pasos diferentes, como si cada película tuviera su huella dactilar. Hasta podemos imaginar dicho proceso y así justificar la calidad por medio de la hipótesis “Esto lo hicieron porque…”; generalmente el cine independiente goza de esto.

Pero hay películas que representan un enigma en este aspecto. A medida que transcurren, es inevitable girar los ojos y preguntarse: “¿En qué mierda estaban pensando?”. El último super éxito del cine argentino, Muerte en Buenos Aires cae en esta casilla. Peor aún, con un orgullo desagradable.

Todo el que suele leer Cinelipsis, sabe que mis críticas siguen cierto patrón. Con Muerte en Buenos Aires me saldré un poco del estándar. Si a alguien le molesta lo que haré piensen que a Natalia Meta (directora del bodrio), no le importó llevarnos al cine a ver su película. Enumeraré las razones por las cuales la película obtiene la mínima calificación. Hay spoilers (nunca los doy pero el mal gusto que me quedó después de ver la película no me deja seguir reglas del buen gusto). Aquí tienen:

  • Muerte en Buenos Aires ha gozado de un insoportable ardid publicitario en el que se promueve la supuesta intriga sobre quién es el asesino. Con esto nos llevan al cine a ver una película supuestamente “inteligente”. Es destructivo que la película sea tan, pero tan obvia en su revelación en los primeros dos minutos. Parece una burla a quienes invirtieron dinero y tiempo en crear una estrategia comercial. Aquel o aquella que no se de cuenta de quién es el asesino en los primeros dos minutos no tiene capacidad de razonar.
  • La película cuenta con un guión de tonalidad confusa (que no es lo mismo que un guión complejo) que nunca es aclarado por las acciones ilógicas de sus protagonistas Especialmente dos figuras centrales que supuestamente deben resolver un crimen mientras luchan contra un sentimiento reprimido. Pareciera que quien escribe deseaba explotar un tema que se consideraba tabú para la época utilizando un género “fácil” y en  vez de eso nos lleva al peor camino posible: un thriller sobre un crimen donde el crimen se convierte en lo menos importante.
  • Decir que la película cuenta con un diseño de producción paupérrimo es decir poco (directamente afectando a la dirección de arte). Se supone que debemos sentirnos en la época de los 80 con un soundtrack sin sentido, un comportamiento de tabú homosexual que no aporta nada al tema central, y una terrible puesta en escena que tiene tantas fallas que es difícil entender como algo así se llevó al cine. La película cuenta con estereotipos que no tienen sentido alguno y hacen presencia por satisfacer la necesidad de una persona que claramente no pensó mucho. Ejemplos claros de esto son las dos escenas casi ofensivas en la que se muestra a un policía “gracioso” consumiendo drogas típicas de la época (es un comedy sidekick,  lo que lleva a la escena de ser inútil a ser asquerosa), y la otra escena en la que un niño manipula una pistola.
  • Demián Bichir inexplicablemente entra en esta producción después de haber sido nominado al Oscar; el actor debería haber tomado clases de cómo ser un típico argentino. Su lejanía del estereotipo no le permite ser creíble. Chino Darín es un actor que no funciona en la película. Su falta de la capacidad interpretativa no permite que sintamos algo por su personaje. El resto de los actores es desechable.

La lista podría ser más larga, pero Muerte en Buenos Aires es una película que no debería merecer más atención de la lógica aunque sea para destruirla. Es una película desagradable, ofensiva, y absolutamente estúpida. Quien la quiera defender y quiera hablar conmigo, deberá tomarse su tiempo para armar un buen argumento y batallar una guerra ya perdida.

Calificación: CERO

Un trailer

Comments

  1. Anónimo says:

    No tenes idea de cine, dedicate a la cocina

  2. Matias pineiro says:

    Critica IMPECABLE, una película que no debería haberse filmado nunca, y menos usar la maravillosa música de VIRUS para esta bazofia fílmica irritante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: