Crítica cine: Big Bad Wolves (2013)

big_bad_wolves_ver5_xlg poster

La venganza contra un supuesto sospechoso va demasiado lejos para un policía corrupto y un padre rabioso.

Dirigida por: Aharon Keshales, Navot Papushado.

Protagonizada por: Karen Gillan, Brenton Thwaites, Katee Sackhoff, Rory Cochrane, Analisse Basso, Garrent Ryan, James Lafferty, Miguel Sandoval, Kate Siegel, Scott Graham, Michael J. Fourticq.

País: Israel.

Género: Thriller.

Duración: 110 minutos.

Las películas de venganza se caracterizan por contener personajes que realizan acciones que nadie se atreve a predecir para no jugar con el supuesto buen gusto que tenemos por ser humanos y por consiguiente, seres racionales. Dichas películas son percibidas por el público de una forma bien curiosa. Mientras más lejos lleguen los personajes con su ambición vengativa, la película se convierte en algo más atractivo. Es raro que la discusión eterna de si el morbo se satisface con el cine violento no se motive con este hecho. Una película de horror es mal vista por ser violenta pero si alguien se está vengando entonces hay aplausos.

Por el bien de conservar cierto secretismo, consideraremos a Big Bad Wolves un filme de venganza. Por lo menos considerando su primer acto. Lo que ocurre luego no necesariamente cambia el subgénero medio polémico del que hablamos, pero sí constituye una variación moral tan impactante como importante. Big Bad Wolves es una película explosiva sin conteo regresivo, una bomba de tiempo silenciosa.

No existe algo innovador en la historia de Big Bad Wolves. Una niña desaparece mientras juega con sus amigos y días después de su cuerpo decapitado lo consiguen en el medio del bosque. La cabeza no aparece. Un policía de inmediato busca a un sospechoso con antecedentes. Sin evidencia que lo relacione al caso, el hombre no puede ser acusado formalmente por lo que el policía no puede interrogarlo. Pero consigue capturarlo y lo tortura. El hombre no confiesa nada; todo apunta a que el asesino todavía está suelto. Sin embargo, el policía no abandona su búsqueda y empieza a acecharlo. Lo que no ha notado es que el padre de la niña también está buscando venganza, y el mismo se aprovecha del policía para capturar al sospechoso. Cuando los tres se encuentran en un escenario bastante inesperado, todo se enreda y se desarrolla una película tan imparable como un tren sin frenos.

Sin duda alguna, lo más interesante de Big Bad Wolves es la evolución sutil y absoluta de sus personajes. El estudio incesante de la naturaleza humana llevada al extremo desconocido. Y el desenlace proyectado a romper la dimensión que hemos creado a lo largo de la película. Son elementos inmersos en un guión escrito sin mucha ambición y arrogancia. Quien escribe simplemente piensa en una historia de forma realista pero limitada por un umbral de suspenso y comedia negra. Lo que ocurre al final es un gimmick para demostrarnos que las agallas sobran en esta pequeña joya del cine israelí.

Si se atreven a ver Big Bad Wolves, les ruego que no vean trailers, ni lean nada al respecto. Es una película para verla con sorpresa. No hablo de revelaciones repentinas, ni escenas claves. Hablo de una historia íntegra, moralmente ambigua, y muy interesante para quien vitorea la venganza. Les aseguro que pensarán diferente cuando sean testigos de la creación de un “monstruo” motivado por la rabia.

Big Bad Wolves es una película “traicionera” para el espectador. Algunos lo sentirán así. No es para menos. Pero la misma termina de confirmar algo: el cine está hecho para contar historias de diferentes formas. Si una de las formas implica formar una película alrededor de un hecho y desmentirlo con un final que no deja explicaciones, entonces se convierte en una prosa a la verdad absoluta y a la estupidez humana que a veces no deja que la notemos.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: