Crítica cine: Full Tilt Boogie (1997)

full

Una curiosa crónica sobre cómo se hizo From Dusk Till Dawn.

Dirigida por: Sarah Kelly.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 97 minutos.

Como suele ocurrir, un día estaba “navegando” por Netflix y no sabía que ver (no soy el único al que le pasa). Aunque haya miles de películas para ver, es casi imposible decidirse por una y uno siempre termina viendo cualquier cosa. Recuerdo que ese día quise ver algo para pasar el tiempo y que “transcurriera rápido”. De alguna forma encontré Full Tilt Boogie. Cuando vi de qué trataba, pensaba que no podía fallar. Parecía un simple making of de una película que adoro, y este tipo de cosas no abundan.

From Dusk Till Dawn siempre ha sido una película que no puedo dejar de alabar. Representa un tipo de cine que siempre he querido hacer. Full Tilt Boogie es un recuento “estilizado” de cómo se hizo. Pero también es mucho más. Es una revelación de la verdad que a veces cuesta admitir: así como hacer una película puede sonar como un proceso difícil, engorroso e industrializado, la verdad es que algunas son simplemente divertidas de hacer.

El documental no se enfoca en la historia de cómo se llegó a la idea. Pareciera que alguien en el set dijo “nos sobra una cámara, podríamos filmar cómo hacen la película”, y a partir de ahí se empezó a hacer todo. De hecho el documental abre de la forma menos seria posible: con un Tarantino inmaduro y un Clooney novato que recorren el set sin poder encontrar lo que buscan (haciendo referencia a la famosa escena de This Is Spinal Tap), escena que probablemente grabaron durante un descanso. Al ver esto, y al también saber qué película están haciendo uno se da cuenta de que el documental no será algo típico.

No hay estructuras, no hay enfoques organizados, y no hay presencias obligadas. Full Tilt Boogie incluye y nunca excluye. En ella se nota mucho el espíritu de una producción como la que dirigió Robert Rodríguez. No es nada menos que emocionante ver que una película tan pobremente organizada pueda salir tan bien. Es obvio que la esperanza nunca fue alta. Rodríguez y Tarantino sabían que se estaban arriesgando al hacer una película diferente, inclusive dentro de los estándares del género de terror.

Pero lo que realmente impresiona de la película es su giro en la mitad, y no hablo precisamente de From Dusk Till Dawn. El documental retrata con mucho detalle el problema que existe en la industria cuando una película no sigue las reglas de un sindicato. Es en este momento cuando el documental se pone serio y explica el problema de la producción, los riesgos de ser amenazados, y las agallas que sobraban en el equipo. Es extraño ver cómo todos arriesgan dinero y tiempo (y podríamos decir que hasta la integridad física), y tienen una gran sonrisa en la cara porque creen que lo que hacen tendrá un buen resultado. Es interesante la absoluta libertad para incluir comentarios que posiblemente no sean los más positivos para la película (sobre todo de un director de unidad cuya opinión es bastante distinta del resto que trabaja en la película).

Full Tilt Boogie te da ganas de hacer una película. Sobre todo una película de género. Ojalá siempre se pudiera contar con un equipo como éste que aparece en la película. Aunque el proceso de creación tenga puntos buenos y malos, y aunque la película no resulte ser la mejor, es divertido hacer una película. Y si no lo creen, aquí les digo la prueba: Full Tilt Boogie.

Calificación: ***1/2

No hay trailers ni imágenes disponibles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: