Crítica cine: Non-Stop (2014)

poster

Un policía encubierto en un vuelo recibe un mensaje de texto de un psicópata que amenaza con matar gente a menos que le paguen mucho dinero.

Dirigida por: Jaume Collet-Serra.

Protagonizada por: Liam Neeson, Julianne Moore, Scoot McNairy, Michelle Dockery, Nate Parker, Corey Stoll, Lupita Nyong’o, Omar Metwally, Jason Butler Harner, Linus Roache, Shea Whigham.

País: Estados Unidos.

Género: Acción.

Duración: 106 minutos.

Cuando vemos el poster o el trailer de Non-Stop, es imposible dejar de pensar que ya hemos visto algo así antes. Y aunque no hayamos visto algo relativamente parecido, no podemos evitar la sensación de asociar al actor con una película parecida, el poster con una escena casi típica, o el trailer con un montaje casi estandarizado. A pesar de esto, seguimos asistiendo al cine a ver este tipo de películas (admito que no fue mi caso; la vi en casa). Es una realidad extraña para algunos y obligatoria para otros. El cine de acción solo debe cambiar un 1% para llevar a la gente al cine. Por más productivo que esto sea para la industria, al final es bastante triste que seamos tratados como un rebaño.

Non-Stop es el último ejemplo de un tipo de cine que no ha evolucionado mucho a medida que los años pasan y una excusa más para seguir creyendo que Liam Neeson tiene muchas vidas por delante.

Neeson interpreta a un policía que por razones desconocidas debe ocuparse de viajar como encubierto en los aviones y así defender a los pasajeros de un posible ataque terrorista (es algo común). En medio del vuelo alguien le envía un mensaje de texto. Le amenazan con empezar a matar pasajeros si no le depositan una gran cantidad de dinero. Al empezar a investigar se da cuenta de dos cosas: quien le amenaza también está en el avión y no está mintiendo. La gente empieza a morir.

Non-Stop empieza con una premisa sumamente interesante. Cuenta con los elementos necesarios para hacer un buen thriller y lograr conformarse como una película emocionante, de esas que nos mantienen al borde del asiento de principio a fin. Pero lamentablemente la película peca en incluir demasiados elementos en su trama y termina aburriendo a la mayoría de los espectadores y los pocos que quedan pendientes de ver cómo termina simplemente se dan la vuelta cuando el conflicto se resuelve de forma absurda: el protagonista siempre fue vulnerable y al final es una especie de súper héroe.

No tengo problema con las películas fantasiosas en cuanto a la improbabilidad de lo que hacen sus personajes. Pero si es algo que no se mantiene desde del principio, me causa un choque en reconocer a ese personaje e identificarme con él. Liam Neeson protagoniza en un rol que se parece a todos lo que ha hecho últimamente. Podemos superar el tema del estereotipo en el que se le ha encasillado, pero que se convierta de un policía torpe a un hombre que puede contra una descomprensión en un avión es simplemente mucho para pedirnos.

Me gustaría ir al cine a ver una película de acción mucho más inteligente que esta. Estoy cansado de las malas decisiones de los villanos. Estoy cansado de las conversaciones al último minuto. Estoy cansado de las improbabilidades de espacio y tiempo que siempre ayudan al bueno. No quiero ir a ver lo mismo. Y mucho  menos quiero ir a ver Taken 3 emulada en otra película con otros villanos inútiles pero con el mismo súper hombre que salva a todo el mundo.

¿O es que acaso ustedes no sintieron lo mismo y empezaron a preguntarse dónde estaba la hija secuestrada de Liam Neeson?

Calificación: **

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: