Crítica cine: Under the Skin (2013)

Under_the_Skin_poster3

Una misteriosa mujer seduce a hombres solitarios y todo la lleva a un viaje donde descubrirá la horrible naturaleza de sus actos.

Dirigida por: Jonathan Glazer.

Protagonizada por: Scarlett Johanson, Jeremy McWilliams, Lynsay Taylor Mackay, Doguie McConnell, Kevin McAlinden, D.Meade, Andrew Gorman, Joe Szula, Krystof Hádek, Roy Armstrong, Alison Chand, Ben Mills, Oscar Mills, Lee Fanning, Paul Brannigan.

País: Reino Unido.

Género: Horror, ciencia ficción.

Duración: 108 minutos.

Cuando 2001: A Space Oddysey fue estrenada, nadie la entendió y hoy es considerada la obra maestra de la ciencia ficción. Sin embargo, hoy nadie puede entenderla. Stanley Kubrick filmó la adaptación del libro de Arthur C. Clarke, pensando en que su historia no tenía que ser entendida colectivamente de la misma manera para ser apreciada como una fábula existencialista sobre el rol de humano en la Tierra. Kubrick demostró que el propósito no debe ser la prioridad al contar la historia, sino la interpretación de cada quien según la información de índole social que se obtiene en el día a día. Con esto quiero implicar que la influencia de Kubrick no es suficientemente utilizada hoy en día. Ojalá las agallas sobraran y más directores hicieran películas para pensar.

El filme Under the Skin es perturbador y pesado pero al mismo visualmente perfecto. Su historia no tiene sentido para quienes desean un principio y un fin. Es un paseo rápido por la vida de un personaje que nunca hemos visto antes. Una alienígena se esconde en la piel de una mujer hermosa, y utiliza esto para seducir a hombres que encuentra en la calle. El objetivo es que sirvan como alimento para un “ambiente”, un organismo, algo que no podemos identificar. Pero cuando descubre que este método trae como consecuencia el sentir como un humano, el mundo en el que se mueve se convierte en algo peligroso.

La película está enmarcada dentro del confuso género de art house horror. Entre las muestras que podemos recordar están Stoker, The Shining. Pero Under the Skin se aleja de representar una historia que pueda resolver algún posible conflicto moral (imposible dejar de recordar a Begotten de E. Elias Merhige). Acá solo podemos obtener el vistazo efímero. La magnífica interpretación que cada uno llevará a cabo será el motor perfecto para concluir en la exploración de la naturaleza del ser humano y la obligada comparación con otra especie ajena (que no necesariamente representa a alguien de otro planeta). Es en esto lo que radica Under the Skin, en su tercer acto que podría responder algunas preguntas pero genera el triple (si necesitas las explicaciones mantente alejado de la película).

La extraordinaria Under the Skin es una de esas películas que nunca vas a poder ver en los cines a los que normalmente vas. Es una películas que solo podrás comentar con una de cada diez personas con las que sueles hablar, y esa persona que te hable de la misma sabrá que es la película donde Scarlett Johansson sale desnuda. Pero está bien. Vivimos en una época en la que ese tipo de cine no importa, y en el que Kubrick hubiese pasado desapercibido. Under the Skin representa esa línea divisiva entre quienes disfrutamos del cine como arte y aquellos que solo ven el cine como una forma de entretenimiento.

Under the Skin es posiblemente una de las mejores películas del año. Y no es porque su calidad sea clara. Al contrario, el proceso para entenderla es oscuro y difícil. Es su importancia lo que la hace resaltar entre el resto. Es la fusión perfecta entre el cine de horror que nos asusta porque representa un miedo y el arte intrínseco que implica realizar un trabajo audiovisual.

Calificación: ****

Un trailer

Comments

  1. Anónimo says:

    He visto peliculas malas y esta les gana por lejos
    ..lennnnnte y muyyyy aburrida ..el que le dio 5 no se que pelicula vio…..

    • Anónimo says:

      si estás acostumbrado a ver pelis como Fast and Furious no te la recomiendo, mejor continúa viendo blockbusters, con ese criterio desde luego.

  2. Abejo says:

    Sinceramente no me termino de convencer, siento como que le falto algo, o que le sobro, quizá para un corto hubiera ido bien.
    Con respecto al argumento, no considero que los mataban para comer, sino que lo que hacían eran sacarle la piel (queda bastante claro en la escena que solo queda la piel del buzo) para usarla como “traje”, por eso buscaban hombres que no tuvieran familiares ni amigos, así no los reconocían

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: