Crítica cine: Hannah (2011)

phan

Una niña que ha sido entrenada por su padre para ser una perfecta asesina decide buscar la verdad sobre su origen.

Dirigida por: Joe Wright.

Protagonizada por: Saoirse Ronan, Eric Bana, Cate Blanchett, Jessica Barden, Aldo Maland, Tom Hollander, Olivia Williams, Jason Flemyng, Michelle Dockery, Vicky Krieps, Martin Wuttke, Sebastian Hulk.

País: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania.

Genero: Acción.

Duración: 111 minutos.

El tratamiento de los niños en el cine siempre ha sido materia para conversaciones sobre como el medio ataca cierto compromiso moral. Se les ha retratado como ángeles y demonios. Y en ambos casos se les critica porque la representación es poco realista. Cuando se trata de la segunda opción, siempre hay un ataque incesante a la película. Hannah fue considerada una gran película y no entiendo cómo sobrepasó la barrera difícil de su idea ni tampoco el hecho de que es una película poco interesante. Hannah es decepcionante.

La película nos presenta a una niña que vive con su padre en el medio de la nada. El la entrena para sobrevivir. Ella no sabe lo que es la electricidad. Pero un día empieza a cuestionar el encierro al que su padre la ha sometido. El le da la opción de saber el por qué están ahí alejados del mundo. Ella decide que quiere saberlo y se inicia la historia. Una mañana el se va de la cabaña y le dice a ella que debe sobrevivir. En este momento empieza una persecución a nivel mundial. Todo el mundo quiere acabar con Hannah, quien parece esconder un secreto importante para agentes del gobierno y al parecer mucho tiene que ver con que es una máquina asesina. Mientras descubre el mundo de una forma bastante particular, va exterminando a cualquiera que se le ocurre detenerla.

Cuando Hannah empieza es indudablemente intrigante. Es la típica película que nos atrapa por medio de la generación del enigma atípico de “¿y ahora qué puede pasar?”. Pero cuando las piezas empiezan a encajar, nos encontramos ante una película que no revela nada llamativo y termina porque debe cumplir el objetivo. Su segundo acto es un giro negativo que convierte a Hannah en una película aburrida y predecible. Pero obviemos eso por un momento y analicemos más.

El problema principal de Hannah es que es una película que no sabe cómo tratar a su personaje principal. Si bien nos enfrentamos a una película diferente en cuestión de tono y torrente dramático, no podemos descartar el hecho de que se trata de una niña que mata gente porque no sabe hacer otra cosa. Sólo está defendiéndose. Pero Hannah es una película con un arcoíris de géneros que son inexplicables. En ocasiones hay humor, en otras parece una fantasía adolescente, y luego hay violencia. Hay películas que pueden dominar esta difícil mezcla. Hannah no lo hace bien. Es banal y poco interesante el cómo su personaje principal se justifica y busca justicia.

Sin ánimos de plasmar el conflicto moral obligatorio que una película como esta ofrece, tampoco hay mucha opción de análisis. Y sin esta opción que profundiza la percepción de la muestra, nos quedamos al frente de una película que no es muy interesante que digamos. Sí, es extraña y diferente, pero nada atractiva para quienes no disfrutamos tanto del cine de acción. Hannah fue alabada cuando se estrenó y todavía no entiendo el por qué. Hannah no es una buena película, es simplemente una distinta. Nos hemos acostumbrado a apreciar el arte cuando representa algo diferente. El problema no es ser perezosos a la hora de apreciar. El problema es la costumbre.

Calificación: *1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: