Crítica cine: Mad Max (1979)

Mad Max (1979) 1

Max es un policía que no se detendrá ante nada cuando de venganza se trata.

Dirigida por: George Miller.

Protagonizada por: Mel Gibson, Joanne Samuel, Hugh Keays-Byrne, Steve Bisley, Tim Burns, Roger Ward, Lisa Aldenhoven, David Bracks, Bertrand Cadart, David Cameron, Robina Chaffey, Stephen Clark, Mathew Constantine, Jerry Day, Reg Evans.

País: Australia.

Género: Acción.

Duración: 93 minutos.

Hace treinta años, el cine era diferente. Había una industria conformada pero era muy monocromática en cuanto al estilo de otros géneros poco convencionales. Siempre dominado por la inyección comercializada de Hollywood, el cine era un arte que se explotaba todos los días pero teniendo un límite orientado a la censura y el presupuesto (no era bajo, sino que la película no podía revelar que estaba por debajo de lo “normal”). No era frecuente que películas de otros países pudiesen ser introducidas como parte de la industria, sobre todo si se trataba de cine de género. Parece mentira que Mad Max se hubiese estrenado en ese momento. Pocos tenían las agallas de “estrenarla”. Nunca se hubieran imaginado que iban a crear un héroe de acción poco “claro” en definición pero crucial para el género.

Max es un policía que no siempre sigue métodos convencionales. Sin embargo no es el único. El pueblo donde vive está siendo invadido por una red de crímenes llevada a cabo por una pandilla que hace desastres, y Max es uno de los pocos que se atreve a enfrentarse a unos personajes malvados y bastante particulares en esencia. Cuando su familia es atacada por la pandilla, el policía demostrará que no hemos visto hasta dónde puede llegar para defender a los que quiere. Esto es Mad Max, la película extraña de venganza que surgió del cine australiano cuando nadie creía en el mismo.

El molde que rompe Mad Max representa un movimiento osado para el cine de un país que no tenía mucha exhibición en ese momento y gozaba de un carácter muy particular. Si detallan bien la película, podrán notar que es incomparable con cualquier otra que podría tener similitudes en cuanto a trama. Pero la ejecución de su guión es lo más característico. Si me obligaran a catalogar a Mad Max dentro de un subgénero sería sumamente difícil. No hay una dirección establecida. Es solo un compendio de buenas escenas que justifican un conflicto poco exhibicionista pero desmesuradamente violento en cada uno de sus despliegues.

Mad Max es original, sucia, y poderosa en su idea. Al principio, el ritmo agresivo y la fusión de géneros es impactante (hay humor, acción, romance), pero lo interesante es que la película carece de un polo dramático único. No hay un conflicto principal ni una situación por resolver. Mad Max es la presentación audiovisual de un personaje, no la desclasificación de la motivación del mismo. Aunque en su tercer acto, la película apunta a la resolución de la “guerra” entre dos bandos, es claro que no hay un final definido para el personaje. Hoy sabemos que hay secuelas, pero en ese momento, dejar a un personaje “abierto” de esa manera podía verse como un movimiento riesgoso (sobre todo si la película no tenía el éxito esperado).

Ver Mad Max implica ir a la época y tratar de ubicarse en una cultura diferente. No todo se estrenaba en un cine y sin embargo, las nuevas oportunidades eran explotadas hasta el final. En este caso, el cine australiano ganó poder en el mundo entero con la introducción de un personaje diferente (interpretado por el irreconocible Mel Gibson) pero fascinante. Disfrutar Mad Max puede considerarse un placer culposo, pero ¿acaso importa?

Calificación: ***

Un trailer

Trackbacks

  1. […] del Infierno te parecen amenazadores, espera a ver los que conducirán cuando el mundo esté al borde de la perdición y la escasez de combustible los vuelva mucho más agresivos. Si te pilla en Algodonales tiene un […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: