Crítica cine: Client 9: The Rise and Fall of Eliot Spitzer (2010)

client9

Un vistazo a la carrera prometedora de Eliot Spitzer y el desastroso fin de la misma.

Dirigida por: Alex Gibney.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 117 minutos.

Cuando una persona decide entrar a la política y ser parte de la luz que todo lo ilumina y pierde la privacidad, debe concientizarse sobre cómo su vida cambiará. El “deber ser” es un caso que cada quien considera de forma diferente y es evaluado según la personalidad de cada quien. A algunos el poder les habilita para poder hacer lo que quieran sin el riesgo de ser “atacados”. El mal comportamiento forma parte de la vida de cualquier político. Esto es algo ya casi aceptado por la sociedad. Pero lo interesante es que cuando el político parece ser honesto y parece hacer bien las cosas, es cuando más corre el riesgo de ser atacado, ya sea por sus enemigos o por otra persona que quiera hacerse famoso. Uno de los casos más notorios es el de Eliot Spitzer, el gobernador de New York que se perfilaba como uno de los “buenos” hasta que se vio involucrado en un famoso escándalo de prostitución.

La película Client 9: The Rise and Fall of Eliot Spitzer, dirigida por el excepcional Alex Gibney relata lo que ocurrió durante el crecimiento de la carrera de Spitzer y la debacle posterior a la promesa de ser quien cambiaría las cosas. Spitzer experimentó el ataque más denigrante que se le puede hacer a alguien que está en la figura pública. Pero no solo eso es lo que retrata el documental. Gibney se encarga de incluir todo en el relato sin ser un mero lente que todo lo enfoca, y de cierta forma redime a Spitzer. No deja de ser objetivo en cuanto a la moralidad cuestionable del personaje, pero nunca deja de lado su mensaje claro: en el mundo político la publicidad funciona de forma traicionera.

 Client 9: The Rise and Fall of Eliot Spitzer es el ejemplo de cómo un caso de la vida real puede ser tan fascinante como un thriller diseñado por el mejor autor. Pero la diferencia con cualquier historia ficticia es que los elementos no funcionan de la mejor manera para todas las partes. No podemos hablar de lo que Spitzer merecía o no por ser una figura pública (todos somos cuestionables en ese aspecto porque todos hemos actuado de forma inmoral en algún momento de nuestras vidas). No es relevante. Lo increíble de este caso (y lo que la película retrata de forma extraordinaria) es el “desastre” consecuente. La obsesión mediática por seguir destruyendo la vida de Spitzer es lo que el documental explota en su tercera parte y lo que más caracteriza a la película que se nutre de una cantidad absurda de información que se reveló en los medios.

El proceso agresivo por menospreciar la carrera del político importante se nota en la cara del mismo cuando se le entrevista. Spitzer está consciente de lo que hizo. No es la primera vez que se le ve admitiendo que cometió el error gravísimo. Su optimismo por resurgir es contagioso. Pero Gibney muestra los hechos como son. El documental no sirve como una “oportunidad” para Spitzer.

El documental termina con una escena memorable que Gibney no pudo haber utilizado mejor. Ashley Dupré, quien protagoniza la contraparte en el escándalo, declarando en cadena nacional sus planes de convertirse en una cantante famosa y cantando un jingle de navidad, como si fuera un ángel. Este retrato “puro” de una persona que destruyó a otra caracteriza lo que somos capaces de hacer como sociedad si no pensamos un poco más y nos abocamos a la práctica morbosa de juzgar a una figura pública quien simplemente cometió un error.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: