Crítica cine: Life Itself (2014)

life-itself-poster1

Roger Ebert fue el crítico de cine más famoso de la historia. Esta es la película sobre él, y una que le hubiese encantado.

Dirigida por: Steve James.

País: Estados Unidos.

Genero: Documental.

Duración: 121 minutos.

Todo el que me conoce personalmente sabe de mi amor profundo por el arte del cine. No se trata de ser crítico ni de tener un vocabulario diferente para calificar a una película. Se trata del gusto por lo que le representa la actividad en su forma más pura posible. El sentarse en una sala de cine y ver como las luces se apagan y proyectar la mirada en una pantalla gigante. Eso es cine en su expresión fundamental (si quieren tener una conversación sobre la blasfemia de decir “ver una película en el cine es lo mismo que verla en casa” o “yo prefiero verla en casa porque puedo pausarla”, la podemos tener en cualquier momento. Eso sí, prepárense). El explicar esa sensación es difícil. Al menos es difícil que alguien la entienda. Roger Ebert es alguien que hubiese entendido y solo por eso pensar en él y sus palabras generan una gran sonrisa. Esta reacción está traducida de forma perfecta por el documental Life Itself.

Ebert fue un periodista que siempre se dedicó a escribir sobre películas. El crítico más famoso y por las razones correctas. Su manera de escribir era insuperable y su forma de entender las películas era admirable. En sus reseñas, el crítico tenía la capacidad de hacerte entender el simple por qué (algo que todos los que criticamos películas luchamos por lograr en algún momento). La vida de Roger estuvo siempre escondida de la luz pública hasta que en sus últimos desarrolló un cáncer que lo alejó de la práctica habitual de escribir críticas y ser tan prolífico como siempre fue. Este documental cuenta la vida de Roger en sus últimos años y su lucha contra la enfermedad que se lo llevó demasiado rápido. Sus compañeros de vida, sus admiradores, sus “víctimas”, todos hacen presencia y opinan en este recuento de los mejores años de Roger.

Tal vez lo más curioso del documental es que, al mostrar a Roger por primera vez durante sus últimos días, puede causar shock a quienes no estamos acostumbrados a verlo (nunca vi su programa de televisión por razones obvias, y solo podía leerlo), pero el crítico conlleva un gesto permanente que no es algo más que una sonrisa eterna. Al ver a Roger y ver que no puede hablar y solo puede escribir, igual sabemos que es él detrás de una enfermedad terrible. Su presencia es maximizada por el espíritu que nunca perdió. Steve James logra generar nostalgia en medio de una tragedia anunciada y por esto se merece una gran ronda de aplausos.

Roger Ebert es de esos personajes míticos de los cuales uno no conoce mucho y documentales como Life Itself sirven para resolver de forma gradual ese acertijo que el crítico representaba. Siempre me pregunté cómo hacía para escribir de esa forma, y cómo hacía para ver el cine de esa forma. Hoy no sé mucho más. Pero ahora me pregunto si realmente es un secreto que algún se supone debe ser revelado. La vida de Roger retratada en Life Itself fue una aventura. La emoción por vivir de un trabajo que todos soñamos, la calidad de un escritor cuyas palabras te erizaban la piel, las lágrimas por su partida temprana, y la sonrisa nostálgica por el recuerdo imborrable. Todo esto es lo que Steve James resume en este homenaje, esta dedicatoria a quien se mereció y merecerá la atención de quienes adoramos el cine.

Calificación: ***1/2

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: