Crítica cine: Insidious: Chapter 3 (2015)

Insidious-Chapter-3-WonderCon-poster

Cierre de la franquicia que nos hizo creer otra vez en el género, esta vez en forma de precuela a los eventos originales.

Dirigida por: Leigh Whannell.

Protagonizada por: Lin Shaye, Dermot Mulroney, Stefanie Scott, Angus Sampson, Leigh Whannell, Hayley Kiyoko, Tate Berney, Michael Reid MacKay, Tom Gallop, Steve Coulter, Phyllis Applegate, Ashton Moio, Ele Keats, Tom Fitzpatrick, Adrian Sparks, Phil Abrams, Ruben Garfias, Amaris Davidson, James Wan, Garrett Ryan.

País: Estados Unidos.

Género: Horror.

Duración: 97 minutos.

Es difícil explicar el por qué estaba tan emocionado al ver Insidious: Chapter 3. La primera entrega es un clásico moderno de género pero la secuela fue más amarga que satisfactoria. Sin embargo, corrí para ver Insidious: Chapter 3. Podría ser la notoria falta de buen cine de horror exhibido en un cine (donde el efecto “miedo” es amplificado), o podría ser mi culposo apoyo a todo lo que produce James Wan. El debút de Whannell sonaba bien desde un principio por lo que no había razones para no creer en esta tercera entrega de los demonios que habitan en el “Further”.

Anécdota: En un momento de la película, mi chica y su hermana estaban tomadas de la mano con cara de terror y yo me reí. Admito que, minutos después me uní al grupo. Agradable sorpresa nos llevamos quienes fuimos a ver Insidious: Chapter 3.

En el tercer capítulo, nos vamos hacia atrás. La precuela muestra la vida de Elise Rainier y sus orígenes como la mujer que puede comunicarse con quienes ya no están con nosotros por una habilidad espiritual única. También conocemos su historia y el por qué en sus inicios era renuente. Pero un día decide vencer el miedo y ayuda a una chica que desea comunicarse con su madre que recién falleció. Esta “sesión” deja la puerta abierta para que la chica empiece a ser atacada por algo, una entidad que no se detendrá hasta causar daño. Estos no son espíritus juguetones. Estos son demonios. Sí, hay una gran diferencia.

Insidious: Chapter 3 funciona como un spin-off más que como una precuela a los eventos que ya vimos en entregas anteriores. La referencia a lo que ya conocemos es ligera y no sirve para otra cosa que para darle fortaleza al personaje que ya conocemos y que no sabíamos de donde venía y por qué era así. De hecho, si pareciera que quien protagoniza es una chica adolescente aterrorizada, la realidad es otra. Lin Shaye conforma acá el origen de Elise de forma indirecta y sin duda alguna es el eje central de la película, aunque el tronco narrativo apunte a otra cosa. Ella abre y cierra la película y con su presencia en las escenas importantes nos permite digerir ese personaje extraño que hasta el momento no habíamos podido entender por completo. Elise pasa de ser la anciana extraña típica de la fórmula a ser el punto más importante de la “trilogía”: es la única que parece entender cómo funciona ese mundo misterioso del “Further” y por lo tanto la clave para unir todas las películas.

Lo bueno es que Insidious: Chapter 3 no pretende ser mucho más que un cierre a una franquicia muy bien producida, y así no genera las expectativas que podrían desviar la atención a lo realmente importante. Leigh Whannell debuta en el papel de director con personajes bien planificados y un mundo que ya domina. La película no alardea sobre algo nuevo. Sólo se enfoca en el origen de todo utilizando como lienzo la crisis de una familia claramente vulnerable. La experiencia se siente casi íntima con la poca cantidad de personajes (algunos familiares para el espectador y otros no).

No quiero que piensen que Insidious: Chapter 3 es una película como cualquier otra. No es diferente en estilo pero sí en ejecución. Si bien contiene una apropiada dosis de sustos, Whannell insiste en la creación de un ambiente incómodo, de esos que te hacen pensar mejor si quieres estar en la oscuridad cuando llegues a casa (sigo recordando las “sombras” y me da un poco de temor). Como ustedes saben, esto para mí es lo esencial que debe tener una buena película de horror, y hoy en día, es un lujo contar con eso.

Calificación: ***

Un trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: